A PROPóSITO...

La marchitez del banano causada por ‘fusarium R4T’

La marchitez por Fusarium, producida por el hongo fusarium oxysporum f.sp. cubense (Foc), es una de las enfermedades más destructivas de banano y plátano en todo el mundo. Su Raza 4 Tropical (Foc R4T) ataca de manera agresiva a las variedades de banano del subgrupo Cavendish, que proporciona alrededor de la mitad de la producción mundial y domina el mercado internacional, y a un grupo considerable de variedades de musáceas.

El Foc R4T que ha causado graves pérdidas en el Sudeste Asiático, África y Oriente Medio, fue confirmado recientemente en La Guajira, Colombia.

La detección de Foc R4T modifica el estatus sanitario de Colombia, y eleva la amenaza para el sector bananero y platanero, no solo de Colombia, sino de la región. No obstante, es importante recalcar que la enfermedad afecta la salud de la planta, pero no es perjudicial para la salud humana. La prevención es la forma más eficaz de combatir la enfermedad, porque una vez establecido en una plantación, el Foc R4T permanece en el suelo durante décadas y puede causar hasta el 100% de la pérdida del rendimiento. La enfermedad puede propagarse a través de materiales vegetales y esporas y de partículas del suelo infectadas adheridas a herramientas agrícolas, zapatos, vehículos y cualquier otro medio. También el riego y el drenaje de agua juegan un papel esencial en la propagación. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha brindado asistencia técnica a los países de la región para estar preparados ante la llegada de la enfermedad. Incluso antes de la confirmación en Colombia, y en conjunto con el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria, se han realizado capacitaciones y simulacros en Costa Rica, Honduras, El Salvador, México, Guatemala, República Dominicana y Panamá. Ahora que la enfermedad representa una mayor amenaza en la región, la FAO ha puesto en marcha un proyecto de emergencia dentro de su Programa de Cooperación Técnica para ayudar a los países de América Latina y el Caribe en el fortalecimiento de las capacidades frente a la eventual propagación de la marchitez por fusarium.

El autor es oficial de Agricultura de la FAO para Mesoamérica

Edición Impresa