Covid-19

300 marinos panameños están atrapados en alta mar por el bloqueo

300 marinos panameños están atrapados en alta mar por el bloqueo
La flota mundial emplea a 1.6 millones de marinos de distintas nacionalidades. Alexander Arosemena.

El Colegio Nacional de Gente de Mar de Panamá solicitó a la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) que gestione con el gobierno central y la Cancillería, que las vías aéreas sean abiertas para realizar vuelos humanitarios o de repatriación de marinos que desde hace meses se encuentran a bordo de buques en aguas nacionales e internacionales.

De los 318 mil marinos de distintas nacionalidades que laboran en los 8 mil 289 buques de bandera panameña, menos del 1% o aproximadamente 500 son panameños. De estos, se calcula que hay unos 300 están atrapados en barcos en distintas partes del mundo. No han podido ser relevados ante las restricciones que impone la pandemia de la Covid-19 , mientras otros 200 están en tierra sin poder embarcarse.

La organización de marinos en formación, presidida por Armando Saavedra, indica en una nota enviada a las autoridades de la AMP que los descansos establecidos en los contratos de los marinos son fundamentales para la gente de mar panameña, ya que la salud física, mental y psicológica podría verse comprometida, incurriendo así en episodios de fatiga laboral que podría resultar en accidentes o casos de enfermedad a bordo.

Añade que son consciente de la situación actual que atraviesa el mundo y la importancia de la gente de mar en el comercio mundial, por lo cual desean solicitar a los administradores marítimos de uno de los países líderes en abanderamiento de naves, como es el caso de Panamá, que evalúen y determinen las mejores vías cumpliendo con lo establecido por la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Marítima Internacional para impulsar y gestionar los relevos de tripulación que están pendientes.

Desde el sector empresarial, el presidente de la Cámara Marítima de Panamá (CMP), Nicolás Vukelja, dijo que desde los inicios de la Covid-19 se han mantenido en coordinación con las navieras, agencias, la AMP, el Ministerio de Salud y autoridades para solucionar el desembarque de marinos a bordo de las naves que están en aguas nacionales.

“Nuestro sector marítimo ha esperado con paciencia durante estos 2 meses la reapertura del aeropuerto y vuelos internacionales, pero la fecha de reapertura se pospone siempre y en más de tres ocasiones, con una última fecha posible de reapertura a finales de junio de 2020, según la última información de las autoridades”, indicó Vukelja.

La CMP, que afilia a más de 200 empresas del sector, también le solicita a las autoridades del Ministerio de Salud, a la AMP y a todas las autoridades involucradas darle prioridad a los marinos para permitirles regresar a sus hogares.

“En las aguas panameñas existen varios cientos de marinos a bordo de embarcaciones con sus contratos de trabajo expirados, algunos con más de 100 días a bordo” precisó Vukelja.

Consultada sobre la petición que hacen los marinos, la AMP respondió que la Dirección General de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares y la Dirección General de Gente de Mar están en constante comunicación con el Ministerio de Salud y la Cancillería para atender todas las solicitudes.

Servicios a barcos

La AMP ha presentado numerosas resoluciones en los últimos días, ofreciendo incentivos a los armadores, navieras y agencias, para ofrecer a Panamá como un puerto seguro para la estadía de sus embarcaciones como cruceros, tanqueros, portacontenedores entre otros, durante la temporada de huracanes y como lugar de fondeo en espera de carga o negocio para sus naves.

“Estos incentivos ofrecidos por las autoridades de no cobro de varios servicios y cargos, pierden valor al no disponer de facilidades para el cambio de tripulación para naves que evalúan utilizar Panamá por varios meses como lugar de fondeo”, añadió Vukelja.

La llegada de embarcaciones a fondear en aguas panameñas representa uno oportunidad para que las empresas que ofrecen servicios marítimos auxiliares suministren provisiones como abastecimiento de combustible, agua, víveres, alimentos, reparaciones y mantenimiento a flote.

En estos momentos hay dos cruceros en el fondeadero de Balboa. Es una oportunidad que si no se atiende, los países vecinos podrían buscar la forma de llevársela a sus costas.

Pero más allá de las oportunidades que se abren a futuro, los profesionales del sector piden que se solucione el estatus de cientos de marinos, entre los que se encuentran los panameños en aguas internacionales y los que están en Panamá.

Cadetes en práctica profesional también están varados en buques

Más de 20 cadetes de la Universidad Marítima Internacional de Panamá han quedado varados en buques sin poder moverse tras el bloqueó por la pandemia. Edmundo Sterling es uno de ellos. Está en un barco tanquero anclado en Durbán, Sudáfrica.

Por vía telefónica explicó a este diario que ya lleva siete meses embarcado y el contrato era por seis meses. “De mi experiencia a bordo no me puedo quejar... Conmigo están tres panameños más que ya son oficiales, pero ya la mente sabe que el contrato terminó, entonces empieza el agotamiento físico y mental”, dijo.

Agregó que muchas veces es fácil decir que uno está “entrenado” pero la situación es muy diferente a bordo de un barco VLCC (Very Large Crude Carrier), que no llega a muchos puertos y la mayoría de sus operaciones son en boyas lejos de tierra.

Edición Impresa