NACIONES UNIDAS

$10 mil millones para lucha climática

$10 mil millones para lucha climática
$10 mil millones para lucha climática

Los países desarrollados prometieron casi $10,000 millones para el principal fondo de la ONU dedicado a la lucha contra el cambio climático, lo que compensa la pérdida de recursos causada por la decisión de Donald Trump de retirarse del Acuerdo de París.

“Estoy muy contento de anunciar que hemos cerrado esta conferencia con un sobre de $9,800 millones”, anunció Odile Renaud-Basso, directora del Tesoro francés, en una conferencia de prensa tras una reunión sobre la financiación del Fondo Verde para el Clima en París.

Gracias a “un esfuerzo presupuestario considerable” por parte de los 27 países donantes, “hemos compensado con creces la retirada de Estados Unidos”, subrayó la funcionaria francesa.

Mayor compromiso a escala global

Varios de los 27 países donantes duplicaron sus promesas, entre ellos Francia, Alemania y Reino Unido, así como economías más pequeñas como Suecia, Nueva Zelanda y Polonia.



Varios de los 27 países donantes duplicaron sus promesas, entre ellos Francia, Alemania y Reino Unido, así como economías más pequeñas como Suecia, Nueva Zelanda y Polonia.

Japón, que prometió $1,500 millones, sigue siendo el mayor contribuyente, con un total de $3,000 millones, desde la creación del fondo en 2010.

Estados Unidos había prometido $3,000 millones, pero la decisión de Donald Trump de abandonar el Acuerdo de París de 2015 significó que sólo se pagaron $1,000 millones.

“Los próximos años son cruciales para que nuestros socios puedan innovar, acelerar y aumentar inversiones en el clima que estén a la altura del ritmo y la urgencia de la crisis climática”, dijo el director del fondo, Yannick Glemarec, en un comunicado.

El fondo es la principal herramienta de financiación del Acuerdo de París sobre el clima, que prevé limitar el aumento de la temperatura mundial a “muy por debajo” de los 2 ºC y, si es posible, a 1.5 ºC.

El fondo necesita miles de millones de dólares anuales para ayudar a países en desarrollo que ya sufren las consecuencias del cambio climático.

Edición Impresa