PLANILLA ESTATAL

$2,912 millones en salarios del Estado

$2,912 millones en salarios del Estado

El gasto de la planilla y número de empleados públicos sigue en ascenso. El pago de salarios a los funcionarios durante los primeros nueve meses del año ascendió a $2 mil 912 millones, un incremento de $257.4 millones, o 9.7%, si se compara con el mismo periodo de 2017.

El número de personas que labora en las oficinas estatales, en un año, aumentó en 4 mil 45 funcionarios.

Hasta septiembre pasado, en el aparato estatal laboraban 235 mil 953 funcionarios, que devengaron $332.9 millones en sueldo bruto mensual, según la Contraloría General de la República.

El 30 de junio de 2014, según los reportes de la Contraloría, había 208 mil 682 funcionarios.

Es decir, que durante el gobierno de Juan Carlos Varela ha aumentado la planilla en 27 mil 271 funcionarios. Esta cantidad de personas duplica a los trabajadores del Canal de Panamá.

El Gobierno ha manifestado que el incremento en la planilla obedece a contrataciones en áreas vinculadas a la educación, seguridad y salud. Sin embargo, no se reduce el tamaño del Estado en otros segmentos.

Tradicionalmente, se excluye de esta planilla a los trabajadores del Canal, patronatos y los municipios, con excepción del pago a los representantes de corregimientos.

La gota que llena el vaso

Cada mes, la planilla reporta un crecimiento que promedia el 5%, tanto en número de personas como en el gasto de salarios.

Por ejemplo, en un mes la Asamblea Nacional creció su planilla en 493 funcionarios. El saltó se registró de agosto a septiembre.

En este mismo lapso, la Contraloría General de la República tenía 118 trabajadores nuevos; y el Ministerio de la Presidencia, 23 funcionarios adicionales. Así, cada entidad contribuye con el abultamiento.

En su informe, la Contraloría reitera que la contratación de personal debe darse en el marco de lo estrictamente necesario para el cumplimiento de los planes estratégicos institucionales.

Esta es una sugerencia reiterativa, independientemente de la administración que esté al mando, pero nunca se ha dirigido el país en esa dirección.

La Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana hizo un estudio en el cual encontró que existe un doble problema: hay un crecimiento en el número de funcionarios en un año preelectoral, y además hace falta mayor transparencia en la información de planillas.

El estudio recomienda que el nuevo gobierno se comprometa con la profesionalización del servicio público.

“Necesitamos una carrera administrativa basada en méritos, experiencia, capacidades y productividad, con un escalafón de salarios, perfiles para los puestos, etc.”, dijo Olga de Obaldía, directora de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL