Receta Macroeconómica

‘Movilicen la máxima cantidad de recursos contra el Covid-19’

‘Movilicen la máxima cantidad de recursos contra el Covid-19’
Ricardo Hausmann, economista y profesor de la Universidad de Harvard. Archivo

La pandemia del Covid-19 pone en problemas a la humanidad, su estilo de vida y el esquema económico del mundo.

Se trata de una situación devastadora, producto de un virus altamente contagioso, por lo que los gobiernos tienen que tomar decisiones a un ritmo muy rápido.

Así se expresó Ricardo Hausmann, economista y profesor de la Universidad de Harvard, quien presentó un diagnóstico sobre las implicaciones macroeconómicas a causa del coronavirus, en especial para los países en desarrollo.

Habrá un colapso en la inversión extranjera, un desplome en los precios de la materia prima, un derrumbe del turismo y de las remesas. Mientras esto sucede, lo más importante es que el sistema de salud no colapse. De ahí –advierte Hausmann– la necesidad de garantizar servicios de salud sin que los gobiernos se preocupen en cumplir con sus metas fiscales.

“Movilicen la cantidad máxima de recursos fiscales que puede tener en sus manos para poder luchar contra Covid-19 y ayudar a las personas a sobrellevarlo”, sentenció.

En paralelo, recalcó que “no hay tiempo para preocuparse por las normas prudenciales”, referentes a la relación deuda-producto interno bruto o las notas que otorgan las agencias calificadoras de riesgo.

Panamá declaró un Estado de Emergencia Nacional, lo que tiene ciertas implicaciones económicas, entre estas, la posibilidad de suspender los límites del déficit fiscal, facilitando una inyección de dinero público para dinamizar la economía.

Elevar el tope del déficit permite ampliar los gastos, lo que finalmente se traduce en más deuda, algo que resultará inevitable frente a los estragos del coronavirus.

En el turbio escenario actual, Hausmann le dice a los países, como Panamá, que pidan prestado a los organismos multilaterales. “Pospongan gastos de capital y otros gastos no esenciales”, señala.

El Covid-19 es una situación a corto plazo, no un shock permanente, de allí que se debe crear todo el espacio fiscal que se pueda en el corto plazo.

Edición Impresa