INDUSTRIA MARÍTIMA

Operación del astillero Balboa en la mira de empresas locales y extranjeras

Operación del astillero Balboa en la mira de empresas locales y extranjeras
El astillero Balboa tiene tres diques, pero el de mayor tamaño requiere inversiones millonarias para su operación. Archivo


Tras el fracaso del concesionario Mec Shipyards, que se adjudicó la operación del astillero Balboa en 2012, el próximo 19 de julio será la presentación de propuestas de la nueva licitación organizada por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) para adjudicar la concesión por 20 años.

A la reunión de homologación, en abril pasado, asistieron 12 representantes de empresas del sector, en su mayoría compañías locales y algunas extranjeras.

El grupo español Astican, establecido en Las Palmas de Gran Canaria, España, donde opera un astillero, confirmó que en conjunto con el empresario Guillermo Liberman, presentará propuesta.

Es la segunda vez que Astican apostará por el astillero Balboa. En 2012 presentó una propuesta, pero según su presidente German Suárez, pese a que ellos fueron los ganadores de la licitación, “se la robaron con guantes blancos”.

En aquel proceso, tras cambios en el pliego de condiciones y una nueva revisión de las propuestas, Mec Shipyards ofertó un canon de $99 millones por los 20 años de concesión, casi cinco veces el precio de referencia. La oferta fue atractiva para la administración de la AMP de ese momento, pero el concesionario no la pudo cumplir y en menos de cinco años tuvo que retirarse por problemas financieros.

Con el nuevo proceso de licitación, bajo el gobierno del presidente Laurentino Cortizo, la AMP puso un precio de referencia de $18 millones, sin embargo, a través de una adenda se redujo a $12 millones, para pagar al Estado en los 20 años.

Suárez cree que una de las inversiones que se tiene que hacer, y costará varios millones de dólares, es el cambio de las dos compuertas del dique 1 donde se puede acomodar un buque panamax, porque la estructura existente está muy deteriorada.

Estas compuertas de acero, idénticas a las de las esclusas panamax del Canal, no se les ha dado el mantenimiento adecuado y de acuerdo con Suárez están tan deterioradas que es necesario reemplazarlas para que haya una operación segura en el dique.

También se deben colocar bombas nuevas, además de hacer trabajos eléctricos y acondicionamiento de los talleres.

A nivel local, la empresa Talleres Industriales que tiene más de 50 años de ofrecer servicios en el sector marítimo, también tiene interés en el astillero y al igual que Astican, fue proponente en la licitación que se hizo en 2012.

La operación del astillero podría generar entre 4 mil y 5 mil puestos de empleo cuando esté en operaciones al 100%.

En estos momentos hay dos empresas -Stward Agency y Mesolju Shipyards- que ofrecen servicios de reparaciones en el astillero tras un acuerdo de ocupación temporal alcanzado con la AMP, hasta que se seleccione un nuevo operador mediante la licitación.

Estas dos empresas podrían continuar ofreciendo estos servicios a Astican, en caso de que se adjudiquen la licitación, añadió Suárez. En la industria de astilleros se calcula que por cada dólar facturado se generan más de tres dólares en la economía.