SERVICIOS MARÍTIMOS

Perdidas millonarias en la cadena de suministro

Perdidas millonarias en la cadena de suministro
Las empresas de servicios marítimos atienden los requerimientos de productos de los buques que llegan a Panamá. Archivo


Barcos anclados en distintos puertos y más de 300 mil contenedores rezagados con mercancías es parte del impacto que ha tenido la proliferación del coronavirus en el sector marítimo, de acuerdo con las estimaciones de los especialistas.

En el caso del Canal de Panamá y los puertos panameños, la actividad no se ha detenido pese a los efectos que ha tenido el coronavirus en otros sectores, afirmaron representantes del sector.

“Hasta la fecha, todas las operaciones en los puertos de América Latina, incluyendo Panamá, están operando, pero hay terminales en otros países que han cerrado dos o tres días en la semana porque no tienen suficiente carga”, afirmó Carlos Urriola, de Manzanillo International Terminal, tras ser consultado por este diario.

Urriola fue uno de los expositores en el foro virtual transmitido este jueves 19 de marzo denominado “El coronavirus Covid-19 y su impacto en las cadenas de suministros globales y en Panamá”, en el cual participaron representantes de navieras y empresas marítimas.

“Todos sabemos que viene algo hacia la baja, pero tendremos que esperar hasta tener los resultados en abril”, afirmó Urriola.

A nivel global, la Cámara Marítima Internacional indicó que, producto de la pandemia, en la industria naviera internacional se han dejado de percibir ingresos por unos mil 400 millones de dólares mensuales. Se han retirado del comercio mundial unos 350 mil contenedores.

Mary Carmen Barrios, directora comercial de Head of Port & Cargo Operations en Latinoamérica y Panamá, reconoce que desde que se declaró la pandemia, todos los procesos en la cadena logística han ido cambiando.

Sin embargo, tras la disminución de casos de Covid-19 en China, el principal productor mundial, el 80% de las fábricas de ese país han comenzado a producir y se prevé que pronto haya un oleaje de producción que va a impactar a Estados Unidos y Europa. No obstante, debido a las restricciones que están ocurriendo en varios países europeos y puertos de Estados Unidos para frenar el contagio, los puertos panameños serían una opción para redistribuir la carga.

“Esto genera una oportunidad para Panamá, porque esta producción que está por salir de Asia está buscando dónde ser colocada hasta que vuelvan a abrir las empresas en Estados Unidos y Europa”, dijo Barrios.

Añadió que para protegerse, las líneas navieras han comenzado a bajar velocidad y en otros casos están esperando que los barcos estén totalmente llenos para moverse, situación que podría provocar una congestión en los puertos.

Una de las primeras aristas positivas ha sido en el sistema educativo que se ha comenzado a hacer de manera virtual, además de que la liberación de contenedores en el sector marítimo se ha empezado a hacer sin la necesidad de sello fresco, lo que hace el sistema más ágil.

Impacto en la ZLC

Un 50% de la mercancía que se vende en la Zona Libre de Colón (ZLC) proviene de China. “El impacto de la pandemia ha sido global por lo que recuperarse requerirá de mucha estrategia y disposición para salir”, afirmó el presidente de la Asociación de Usuarios de la ZLC, Daniel Rojas, durante el foro virtual.

Las medidas que se han tomado, como el cerco sanitario y la suspensión de la llegada de aviones al aeropuerto de Tocumen, va a recrudecer la actividad comercial del país. “Lo que tenemos que hacer es aprender de esta situación”, añadió Rojas al advertir que hay varias empresas que van a tener que cerrar.

Por ejemplo, las compañías de seguros van a tener un golpe muy fuerte porque hay mucha mercancía que se ha quedado rezagada en los puertos chinos por mucho tiempo y que posiblemente se ha deteriorado. Rojas prevé que van a surgir muchos reclamos de los dueños de mercancía perecedera.

En el caso de la ZLC, las importaciones de Asia superan los $3 mil millones anuales y el aporte al producto interno bruto del país en 2019 fue de 5.4%.

El inventario se dejó de comprar porque los clientes no pueden llegar a la zona.

“Se vendió bastante antes de la crisis, pero ya tenemos empresas que están cerrando debido a la falta de clientes y a la no facturación”, advirtió el empresario.

Para tratar de reincorporarse al comercio, Rojas sugiere que se apueste al uso de más tecnología.

“Tenemos que entender al empresario de la ZLC para tratar de salvar a los trabajadores que en total suman más de 20 mil”, precisó Rojas.

Tras el impacto de esta crisis, Urriola recomienda no descuidar las tareas pendientes, como el tema del agua y otras, para demostrar que Panamá es un país que no está esperando que le resuelvan los problemas.

Todo este tema de las restricciones sanitarias para evitar contagios del Covid-19, dijo Barrios, es una oportunidad para Panamá, porque como decía Albert Einstein, “toda crisis genera creatividad y la creatividad genera progreso”.