SECTOR AGROPECUARIO

Productores exigen a Costa Rica competir en igualdad

Productores exigen a Costa Rica competir en igualdad
Panamá no es autosuficiente en la producción de leche para el consumo. Archivo

Tras la decisión de Costa Rica de notificar ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) que Panamá prohíbe el ingreso de productos costarricenses de origen animal al mercado panameño, la Unión Nacional de Productores Agropecuarios de Panamá (Unpap) exigió al vecino país que compita en igualdad de condiciones.

Aquiles Acevedo, presidente del gremio que agrupa a productores de cerdo, pollo, ganado bovino y granos, dijo que es una lucha que traen los productores desde hace años y “llegó el momento que se igualen los criterios entre los dos países”.

La situación no solamente es un tema comercial, indicó, sino que los conceptos zoosanitarios y fitosanitarios deben ser idénticos en Costa Rica y en Panamá. Por ejemplo, en el tema zoosanitario, en Panamá existe el Decreto 20 de 1995, que impide que se comercialicen productos lácteos de alguna finca que tenga brucelosis o que sea controlada por vacunación.

En cambio, explicó Acevedo, en Costa Rica se permite la vacunación para el control de la brucelosis, es decir, son dos conceptos diferentes que hay en cada país.

En la práctica significa que si en una finca ganadera de Costa Rica se identifica un animal con brucelosis, se puede inyectar para controlar la enfermedad y que no se prolongue el contagio al resto de los animales.

Por el contrario, si en Panamá se encuentra una finca con brucelosis, todo el hato se tiene que poner en cuarentena y sacrificar a los animales enfermos. Ya se dieron varios casos en fincas de la provincia de Chiriquí, recordó Acevedo, casualmente con animales de contrabando que se sospechaba venían de Costa Rica. En Panamá se exige estar libre de brucelosis para poder producir carne y leche.

La brucelosis es una infección bacteriana que ataca a los animales y que se puede transmitir a los humanos, en caso de consumir productos lácteos crudos o sin pasteurizar.

“Ya que Costa Rica está interesada en que la OMC interfiera, debía ser de una vez por todas, que se homologuen los criterios sanitarios para que se le exija las mismas condiciones a las fincas de donde vienen esos productos para el consumo de los panameños”, agregó Acevedo.

Indicó que esa regulación que se aplica en Panamá para controlar la brucelosis es de 1995, mucho antes del tratado comercial con Costa Rica, firmado en 2003.

Los productores también exigen que para certificar una planta de otro país participen representantes de más instituciones. Anteriormente, la Autoridad Nacional de Seguridad Alimentaria (Aupsa) era la única que iba al país para hacer la inspección. “Nosotros, por muchos años, hemos pedido que deben ir dos departamentos más: el departamento de protección de alimentos, que está dentro del Ministerio de Salud, y el otro es el departamento de salud animal, si es proteína animal, y sanidad vegetal, si es proteína vegetal”, dijo Acevedo. Estos tres departamentos son los que deben verificar que las medidas que exigen en Panamá son las mismas que cumplan en ese país.

Igualmente, la Asociación Nacional de Avicultores de Panamá (Anavip) manifestó su respaldo al MIDA, Aupsa y Ministerio de Comercio e Industrias en aplicar la norma sanitaria como corresponde en el proceso de evaluación de las plantas de Costa Rica.

“Exhortamos a nuestras autoridades de hacer respetar el derecho que tiene nuestro país de proteger su patrimonio fito y zoosanitario, a través de la aplicación rigurosa y objetiva de la normativa sanitaria nacional e internacional”, agregó Anavip, en un comunicado.

Por otro lado, la Asociación Nacional de Procesadores de Leche (Anaprole), la Asociación Panameña de Exportadores (Apex) y el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) comunicaron ayer que no hay ni se prevé desabastecimiento de productos lácteos a consecuencia de restricciones de importación aplicadas por Panamá sobre plantas productoras de Costa Rica. Añaden que la industria nacional de lácteos está vigilante del balance entre la oferta y la demanda para realizar los ajustes necesarios.

Producción crece 4%

Aunque Panamá no es autosuficiente en la producción de leche, en el primer semestre hubo un aumento de 4% en comparación con el mismo periodo del año pasado, informó el MIDA.

En los primeros seis meses, la producción de leche alcanzó 85.8 millones de litros, 3.4 millones más que en el primer semestre de 2019, cuando se registraron 82.3 millones de litros, según un informe de la Cadena Agrolimentaria de Leche Bovina del MIDA.

La leche Grado A registró un aumento de 2%, es decir, 1.3 millón de litros más, que en 2019; la leche Grado B, 265 mil litros más o 22%, y la leche Grado C, 1.8 millón de litros adicionales o 6%.

Indica que para este análisis comparativo, se tomó como referencia la recepción y producción de las empresas Nestlé, Estrella Azul, Bonlac, Nevada, Lavery Panamá, Prolacsa y Riba Smith, y las pequeñas industrias queseras.

Presidentes Cortizo y Alvarado buscan diálogo sobre conflicto

El presidente Laurentino Cortizo, quien realizó ayer un recorrido por la provincia de Chiriquí, declaró que se mantienen conversaciones con su homólogo de Costa Rica, Carlos Alvarado, sobre las diferencias surgidas para el ingreso de productos del vecino país a Panamá.

“Además del tema de certificación de las plantas de leche, vamos a mantener conversaciones con el vecino país, para temas de cerdo, pollo, carne bovina y otros rubros, para poder convivir como países vecinos”, expresó el gobernante.

Cortizo enfatizó que las certificaciones de las 26 plantas de Costa Rica se vencieron y las renovaciones no se solicitaron “a tiempo”.

Edición Impresa