TURISMO EN CRISIS

Pullmantur retira flota de cruceros, ‘home port’ en vilo

Pullmantur retira flota de cruceros, ‘home port’ en vilo
El crucero Monarch realizó temporadas de 12 meses en Panamá, zarpando todos los viernes desde Colón. AFP

Si usted tiene una foto a bordo del crucero Monarch, entonces tiene una pieza histórica en sus manos. Y es que la embarcación que en los últimos años fue utilizada por la naviera Pullmantur para ofrecer recorridos por El Caribe saliendo desde el puerto de Colón 2000, realizó su última travesía y llegó a la plataforma de desguaces navales de Aliaga, en Turquía para ser desmantelada.

Pullmantur informó que los cruceros Monarch y Sovereign, dos de las tres embarcaciones que integraban su flota, serán desmantelados y al día de hoy se desconoce el futuro de la empresa que se acogió a la ley de bancarrota española, luego que la pandemia del coronavirus borró las ganancias que había obtenido en el pasado reciente.

Pullmantur anunció a finales de junio que sus operaciones las retomaría en noviembre de este año, pero la empresa no hizo mención específica de las salidas desde Panamá.

El año pasado la naviera reportó que transportó 406 mil viajeros y que el 53% de su facturación la obtuvo en el mercado europeo, mientras que el resto fueron aportados por su operación en el continente americano.

En el puerto de Colón 2000 señalaron que no tienen ninguna información sobre el futuro de la operación del home port que realizó Pullmantur hasta febrero pasado, pero indicaron que sí tenían conocimiento que la empresa cambiaría de embarcación.

Fuentes vinculadas al turismo de cruceros en Panamá señalaron que la tercera nave, el Horizont, también será desmantelada, y que existe la posibilidad que la empresa opere algunos cruceros que son utilizados por Royal Caribbean, pero a la fecha no existe seguridad sobre lo que pueda ocurrir.

“Con las perspectivas de Copa Airlines que solo operarán con menos del 10% de su flota en el corto plazo, será difícil mercadear un crucero saliendo de Panamá en los próximos años, así que el futuro del home port es incierto”, señalaron las fuentes consultadas.

Más del 50% de los pasajeros que abordaban en el home port en Colón eran sudamericanos, (colombianos, argentinos, ecuatorianos); seguidos de estadounidenses, canadienses y mexicanos.

El fondo Cruises Investment Holding y Royal Caribbean Group (RCL) son propietarios del 51% y 49% de las acciones de la naviera española, respectivamente. Esta semana anunciaron que escogieron a la firma Ernst&Young en Andalucía, España como administrador del concurso de acreedores en un intento de reflotar a la empresa.

El crucero Monarch tenía una capacidad de 2 mil 333 pasajeros y en los últimos años había realizado 52 salidas desde Colón 2000.

Se estima que la salida de cada crucero desde el puerto Colón 2000 representaba una inyección económica de 750 mil dólares, lo que significa que por mes, la economía panameña está dejando de recibir 3 millones de dólares en divisas por la suspensión de operaciones desde la terminal en la provincia de Colón.

Este diario consultó a la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), sobre el futuro de la operación del home port en la provincia de Colón y si habían sostenido conversaciones con Pullmantur, pero al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta a la consulta realizada.

A finales de 2019 la ATP firmó un contrato con la empresa NCL (BAHAMAS) LTD, propietaria de la línea de cruceros Norwegian para realizar salidas desde el puerto que se construye en isla Perico, en la Calzada de Amador. Según lo aprobado por el Consejo de Gabinete, el acuerdo se hará efectivo desde el 2021 y hasta el 2023. El acuerdo con Norwegian establece que la compañía saldrá desde el nuevo puerto de cruceros que se construye en Amador, transitará el Canal de Panamá, realizará un recorrido de 7 o 9 días por el Caribe y después terminará en la terminal de Colón 2000, en la provincia de Colón.

Concluido este recorrido, el crucero iniciará una nueva travesía partiendo desde Colón, realizará su itinerario por las islas del Caribe, volverá a pasar por la vía acuática y atracará en Amador.

Edición Impresa