Deuda

Pullmantur se acoge a ley de bancarrota por pandemia

Pullmantur se acoge a ley de bancarrota por pandemia
La embarcación Monarch permanece en el puerto de Colón 2000 con 85 tripulantes quienes se encargan de las labores de mantenimiento rutinarias. Archivo

La naviera española Pullmantur es la primera línea de cruceros que se acoge a la protección de acreedores debido a la crisis provocada por la pandemia respiratoria del coronavirus (Covid-19) que mantiene a la industria paralizada desde el mes de marzo.

La compañía es controlada en un 51% por Cruises Investment Holding de Luxemburgo y por Royal Caribbean Cruise de Estados Unidos, que mantiene el 49% de las acciones.

Pullmantur anunció ayer martes que la pandemia frenó el avance que había logrado el año pasado para mejorar sus finanzas, por lo cual, se acogió a la legislación de acreedores o bancarrota española.

La compañía anunció la semana pasada que por motivo de seguridad tomó la decisión de suspender la operación de sus tres cruceros (barcos bajo el sello Monarch, Sovereing y Horizon) hasta el 15 de noviembre, lo que afectaría el inicio de la temporada de cruceros en Panamá, que todos los años comienza en el mes de octubre.

En los últimos años Pullmantur ha utilizado la nave Monarch para cubrir su operación por El Caribe, zarpando todos los viernes desde el puerto de Colón 2000, en la provincia de Colón.

Las dos empresas que controlan las operaciones de la naviera española indicaron que ya notificó a sus colaboradores las medidas que estará aplicando en las próximas semanas para mejorar sus estados financieros.

Voceros de la naviera indicaron que los clientes que ya tienen boletos comprados hasta el mes de noviembre, recibirán bonos que pueden utilizarse en las rutas que opera Royal Caribbean, que se proyecta retomar sus viajes de placer a finales de julio o inicio de agosto de 2021.

En mayo, la compañía informó que en el caso de Panamá proyectaba reiniciar sus viajes por el Caribe para el mes de octubre, pero el comportamiento de la pandemia de la Covid-19 ha cambiado todos los planes.

La Asociación Internacional de Líneas de Crucero informó que sus miembros, entre los cuales se cuentan Carnival, Princess, Disney, entre otros, no retomará viajes fuera de Estados Unidos hasta el mes de octubre.

A pesar del escenario complicado que registra la industria para los próximos meses, un estudio realizado por este gremio, indicó que para 2021 el volumen de reserva es superior al registrado en junio del año pasado, lo que indica que existe demanda por los viajes de placer.

El año pasado la naviera reportó que transportó 406 mil viajeros y que el 53% de su facturación la obtuvo en el mercado europeo y que el resto fueron aportados por su operación en el continente americano.

Más del 50% de los pasajeros que abordan en el home port en Colón son sudamericanos, (colombianos, argentinos, ecuatorianos); seguido de estadounidenses, canadienses y mexicanos.

El crucero Monarch tiene una capacidad de 2 mil 333 pasajeros y en los últimos años ha realizado 52 salidas desde el puerto de Colón 2000.

Se estima que la salida de cada crucero desde el puerto Colón 2000 representa una inyección económica de 750 mil dólares, lo que significa que por mes, la economía panameña está dejando de recibir 3 millones de dólares en divisas por la suspensión de operaciones desde la terminal en la provincia de Colón.

Edición Impresa