PRESIÓN

Transportistas nicaragüenses bloquean pasos

Transportistas nicaragüenses bloquean pasos
Costa Rica no permite el ingreso de transportistas centroamericanos por medidas de seguridad sanitaria. Archivo

Transportistas de Nicaragua bloquearon ayer los pasos fronterizos con Costa Rica para exigir al gobierno de ese país levantar las restricciones sanitarias a los camiones de carga, implementadas para contener la propagación de la Covid-19.

“Vamos a bloquear definitivamente el tránsito para presionar a los gobiernos a que resuelvan”, dijo el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua (ATC), Marvin Altamirano.

La medida para impedir el paso de autobuses y vehículos costarricenses hacia Nicaragua comenzó la tarde del martes y se extenderá hasta que se levanten las restricciones al paso del transporte hacia Costa Rica, dijo Altamirano.

El presidente nicaragüense Daniel Ortega denunció la semana pasada que hay más de 1,000 camiones de carga centroamericanos estacionados en la frontera norte debido “a las medidas unilaterales” de ingreso a su territorio que estableció Costa Rica, luego que unos 50 camioneros dieran positivo a la Covid-19.

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y El Caribe (Fecaexca) señaló por su lado que las restricciones de ingreso a transportistas impuestas por Costa Rica limitan el comercio intrarregional y provocan pérdidas millonarias.

El Ministerio de Economía de Guatemala, por su lado, presionó ayer a Costa Rica a encontrar “soluciones viables” por “el bien del proceso de integración centroamericano“, y evitar se afecte la competitivad de las empresas de la región.

Además, señaló que una flexibilización de las medidas evitará poner en riesgo el abastecimiento de productos alimenticios, “especialmente ahora que las economías de la región se encuentran seriamente afectadas” por la crisis del coronavirus.

En respuesta, la ministra costarricense de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, recordó que “nuestras fronteras han estado siempre abiertas”.

“Las autoridades costarricenses lo que siempre hemos querido es que el flujo comercial no pare, guardando siempre nuestra restricción sanitaria máxima para evitar focos de contaminación”, declaró Jiménez a periodistas.

Edición Impresa