APUNTES TURíSTICOS

El turismo necesita acciones

Tras la resaca que dejaron las elecciones generales del 5 de mayo, es hora de pensar en el futuro del país. Los que participamos en la actividad turística deseamos acciones concretas.

Pero, antes de seguir con el tema turístico, es importante que las autoridades del Tribunal Electoral tomen cartas en el asunto para impedir que en el próximo torneo se repitan las irregularidades que se vieron el pasado domingo 5 de mayo.

Un punto que hay que destacar es que la votación se realizó de forma pacífica, aunque en las redes se ven escenas de enfrentamientos en San Miguelito y Bocas del Toro.

En general, los visitantes que estaban en el país se van con la impresión de que en Panamá hay democracia, un país en el que se pueden tener ideas diferentes y respetan las opiniones; y eso es importante para armar una imagen.

Esperamos que el presidente electo tome en consideración las inquietudes del sector, como el nombramiento de una persona que conozca de turismo al frente de la Autoridad de Turismo de Panamá.

En el debate presidencial enfocado en el turismo, el hoy presidente electo se comprometió a impulsar un gabinete turístico y dijo que designaría a su vicepresidente para que se encargara de integrar a todas las instituciones del Estado para trabajar en pro de la actividad.

Esperemos que cumplan con lo antes dicho y no quede solo en papel, el sector no está para promesas incumplidas.

Reactivar la actividad turística no será tarea fácil y el éxito dependerá del trabajo en conjunto entre el sector privado y las autoridades estatales.

Todavía seguimos esperando la reactivación del fondo turístico. Ni los más pesimistas hubiesen acertado que a esta fecha el fondo no tendría acceso a su presupuesto, porque las autoridades no se pusieron de acuerdo para facilitar el traslado de los fondos.

Un punto a favor es que el sector tiene ganas de trabajar y los encargados de ejecutar el fondo también tienen deseos de mejorar la situación actual. No podemos dejar que el pesimismo y los malos resultados que ha obtenido el sector en los últimos siete años se conviertan en un obstáculo para alcanzar mejores días.

El nuevo gobierno asume el 1 de julio y es importante trabajar de forma rápida para lograr que los números de la segunda mitad del año sean mucho mejores que los que dejará el primer semestre.

El autor es operador de turismo receptivo

Edición Impresa