Hoy por hoy

¿Para que sirve la jurisdicción de cuentas? Después de la invasión de 1989, la Contraloría General de la República estableció la Dirección de Responsabilidad Patrimonial (DRP) para recuperar los bienes del Estado. Esta experiencia sirvió de fundamento para la creación del Tribunal de Cuentas y de la Fiscalía General de Cuentas. El trabajo de los últimos cinco años de esta fiscalía ha sido ejemplar, y ha recuperado millones de dólares para el país. Por esto, los panameños debemos respaldar las acciones y recursos que impulsa la fiscalía, para evitar que se cierre de forma definitiva el caso de la Ciudad Deportiva de David. No es posible que si se efectuaron adelantos injustificados de sumas millonarias para obras inconclusas no haya responsabilidad patrimonial. La opinión pública debe exigir al nuevo Contralor General de la República que ordene los auditos necesarios para perseguir los bienes del Estado que fueron objeto de peculado. Igualmente, es necesario que el Tribunal de Cuentas asuma su rol histórico. Los primeros magistrados de la DRP se enfrentaron a los más grandes intereses políticos y económicos del país, ellos dejaron un ejemplo que no puede ser abandonado por el actual Tribunal de Cuentas.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL