empresas / aviación

En vilo la llegada de aerolíneas europeas al país

En vilo la llegada de aerolíneas europeas al país
Representantes de KLM y de la Autoridad Aeronáutica Civil se reunieron ayer, sin embargo, aún no hay una solución y la licencia vence el 26 de octubre. Cortesía

Cuando la aviación comercial comienza gradualmente a encender sus motores para remontar de nuevo las rutas de la región y recuperar en algo la demanda de pasajeros, una normativa de la Autoridad Aeronáutica Civil panameña, aprobada en 2014, y la dilatación de la aprobación de unos permisos podría poner en riesgo la llegada de las aerolíneas europeas y trasatlánticas, dejando sin respaldo técnico certificado por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), el mantenimiento de las aeronaves que aterricen en Panamá.

Así lo advierten voceros de la aerolínea AirFrance - KLM, esta última opera en Panamá un taller de mantenimiento aeronáutico desde 1966, sin embargo, teme dejar de operar debido a que el 26 de octubre vence un permiso provisional de explotación de este servicio en el país para darle ese mantenimiento a terceros.

Antoine Cross, gerente y representante de Air France y KLM en Panamá explicó que, desde hace unos años para acá, se les exige sacar una licencia para explotación de acuerdo al reglamento de Aviación Civil de Panamá, para servicios de escala y de mantenimiento de aeronaves. Este reglamento indica que solo talleres con mayoría accionaria nacional, pueden ejercer esta labor de explotación.

Cross aclara que aunque no están de acuerdo con esta medida porque es contraria a otras leyes locales, el taller ha solicitado regularmente esa licencia, pero no se la dan de forma permanente sino provisional y está por vencerse el próximo 26 de octubre de este año. “En este momento KLM está esperando la renovación de su permiso temporal para mantener esta actividad de mantenimiento aeronáutico a terceros, lo que significa que se podrá seguir con el mantenimiento a sus propias aeronaves, pero para dar el servicio a otras aerolíneas estamos esperando este permiso”.

Por su parte, Mario Perdomo, abogado de KLM advierte que esta disposición, contenida en el libro 24 del reglamento de Aeronáutica Civil, contradice la propia ley que regula la aviación civil que sólo limita para panameños el transporte doméstico, pero no prohíbe a extranjeros prestar servicios de escala o de mantenimiento de aeronaves. “El reglamento no puede ir más allá de lo que le permite la Ley”, acota.

Agrega que incluso esta exigencia de Panamá va en contra del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, en el que el país se comprometió a no limitar estos servicios a las partes. Describe que se ha generado una incertidumbre jurídica y operativa tanto para ellos como taller, así como para las aerolíneas que requieren este servicio de mantenimiento para reanudar sus vuelos regulares hacia Panamá.

“El tema es que este permiso vence el 26 de octubre, y existe el riesgo de que no vuelvan a expedir esta licencia, lo que dejaría sin un taller certificado por EASA la atención de los aviones que vienen de Europa. Esto generará costos adicionales para las aerolíneas de largo radio que tendrán que traer sus propios técnicos e ingenieros en el vuelo, en momentos en que la industria lo que busca es recuperarse del duro golpe causado por la pandemia”, añadió Cross.

En vilo la llegada de aerolíneas europeas al país
En vilo la llegada de aerolíneas europeas al país

Sector afectado

La limitación que se impone al taller de KLM ha creado problemas para las aerolíneas europeas y demás miembros de EASA que viajan a Panamá, a quienes se le da estos servicios para sus aeronaves. “Estos problemas incluyen demoras en las inclusiones de sus aeronaves, y en la renovación de sus permisos. Para referencia, KLM está en Panamá desde 1966, y desde su inicio tiene un taller de mantenimiento con un equipo de mecánicos e ingenieros 100% panameños”, dijo Mario Perdomo.

Voceros de la dirección de Transporte Aéreo de la Autoridad Aeronáutica Civil, respondieron que KLM debería registrar su taller como nacional para tener un permiso permanente y no una licencia provisional y cumplir con la norma de certificación de talleres aeronáuticos. Explican que no se prohíbe a empresas extranjeras ejercer el servicio de mantenimiento, pero sí están obligados por ley a que tenga mayor cantidad de accionistas nacionales. Por otra parte, la AAC admite que este servicio de mantenimiento sí se puede hacer a los aviones de la misma aerolínea de KLM, pero no a terceros, si no está certificada en el país.

El tema llegó hasta la instancias de la Presidencia de la República, específicamente al despacho del ministro consejero de facilitación de la inversión privada, José Alejandro Rojas, quien se reunió de forma virtual con representantes de KLM y de las aerolíneas afectadas, quienes advirtieron que se pone en riesgo la operación de un taller aeronáutico en el país que tiene mano de obra local y cuenta con soporte técnico de Europa.

El mantenimiento que realiza este taller es en línea o también conocido como mantenimiento menor o preventivo y correctivo, según sea el caso.

“La aviación es una industria donde los márgenes son pequeños y cualquier centavo que te puedas ahorrar es sumamente crucial para la operación. Nuestra preocupación es que al no haber en Panamá una alternativa certificada por EASA, en el momento en que se nos acabe el permiso temporal o si por alguna razón no se puede renovar, las aerolíneas van a tener que traer sus propios ingenieros, incurrir en más costos y eso encarece la operación y hace menos atractivo operar hacia y desde Panamá”, advirtió, al señalar que muchas de estas aerolíneas a las que el taller de KLM le presta servicio tienen convenios para promover a Panamá como destino turístico y esto también se puede ver afectado.

Felipe Escalona, abogado que representa a dos aerolíneas europeas que operan en Panamá desde 2016 y 2019, manifestó que ve con gran preocupación el hecho de que Panamá como país, quede sin un taller aeronáutico que cuente con una licencia de EASA, que permita firmar la salida de los vuelos de estas aerolíneas a Europa. “No tener un taller, supone que las aerolíneas deban ahora incurrir en el costo adicional de tener que traer a un ingeniero o técnico a bordo de cada vuelo, que pueda firmar dicha salida”.

Piden más controles

En Panamá hay 23 talleres aeronáuticos, uno de esos talleres es Am-Tech que opera el mantenimiento en línea a aerolíneas de carga y recientemente a aerolíneas de largo radio de pasajeros. William Medina, gerente de Am-Tech, admite que han denunciado en varias oportunidades ante la AAC lo que califican como algunas irregularidades en el sector que incluye presuntamente talleres sin licencia, la operación de profesionales de forma independiente y la violación de permisos migratorios de técnicos aeronáuticos.

El gerente de Am-Tech refiere que ellos como miembros del sector lo que buscan es que exista igualdad de condiciones en el mercado y si algún taller internacional como el de KLM presta el servicio en el país deba cumplir con las leyes locales.

Edición Impresa