Corte rechaza indulto a Garzón

El Tribunal Supremo español rechazó ayer un posible indulto para el exjuez Baltasar Garzón, al que condenó en 2012 a 11 años de inhabilitación por un delito de prevaricación que supuso su expulsión de la carrera judicial.

El Supremo se pronunció en un informe remitido al gobierno, que tiene la última palabra sobre el indulto.

El tribunal español dice que no hay “ningún signo” de que el exjuez de la Audiencia Nacional “haya mostrado arrepentimiento” por las escuchas ilegales que ordenó en el marco del caso Gürtel, la trama de corrupción que salpica desde hace un lustro al Partido Popular de Mariano Rajoy. “No puede olvidarse que se declaró probado que había acordado una intervención de las comunicaciones entre imputados en situación de prisión preventiva y sus letrados”, algo que “supone la destrucción de la esencia del proceso justo”, dice el Supremo.

El indulto fue solicitado en nombre de Garzón por la Asociación de Magistrados Europeos por la Democracia y las Libertades.

El Supremo argumenta que el exjuez manifestó por escrito que no pidió ni solicitó a nadie que lo hiciera, y que la pena impuesta no fue desproporcionada.

Edición Impresa