PARLAMENTO EUROPEO

Malala recibe premio

La joven pakistaní Malala Yousafzai, de 16 años, fue ovacionada ayer por los diputados europeos en la sede del Parlamento Europeo de Estrasburgo (este de Francia) al recibir el premio Sajarov para la libertad de conciencia.

“Acepto este premio en nombre de Dios”, dijo Malala al agradecer la distinción ante el pleno del Parlamento Europeo.

“Este premio significa para mí un aliento para continuar con mi causa”, sostuvo citando a Voltaire: “No concuerdo con lo que tiene que decir, pero defenderé hasta la muerte su derecho a decirlo”. “Hago un llamado a Europa para que ayude a los países de Asia, a mi país, Pakistán, en materia de educación y de desarrollo”, declaró la adolescente.

“Los niños no quieren un iPhone o una Xbox, solo quieren un libro y un lápiz”, concluyó la joven.

Ante la atenta mirada de su padre, el maestro Ziauddin Yousafzai, quien la animó con 12 años a escribir un blog con seudónimo para la BBC denunciando los problemas de las niñas en Pakistán, Malala aprovechó para reclamar la atención de la Unión Europea para los millones de menores en el mundo que no tienen acceso a la educación. Malala dedicó su premio a la Libertad de Conciencia “a los héroes sin nombre de Pakistán y a todos los que luchan por los derechos y las libertades”.

Ataviada con un sari color salmón, la niña se mostró segura en su discurso e incluso empezó su alocución bromeando sobre su estatura y la del estrado desde el que le tocó dirigirse al hemiciclo.

Edición Impresa