Reflexiones

A seis meses de la Pandemia

A seis meses de la pandemia solo puedo pensar en ese 9 marzo del 2020 , en donde aparecieron los primeros casos del COVID-19 en Panamá . Todo pasaba tal cual una película .

Se activo nuestro instinto de supervivencia y el miedo a los escases de alimentos , nos hizo comprar de forma compulsiva .

Curiosamente escaseo el papel higiénico y comprendimos que tener un Lysol en ese momento , era tener oro en polvo .

Los centros comerciales cerraron sus puertas,la ropa y demás artículos ya no era prioridad.

Nuestros hogares se convirtieron en escuelas, oficinas de trabajos y sitios recreativos para nuestros hijos.

La vida nos hizo un llamado a hacer una pausa obligatoria, encontrarnos con nosotros mismos, con nuestros anhelos y nuestros miedos .

Matrimonios se volvieron a enamorar, otros se dieron cuenta que no eran mas que dos extraños en un mismo lugar.

Socialmente nos distanciamos, pero emocionalmente nos acercamos.

Hoy puedo decir que conozco cada espacio de mi hogar, y reconozco que no era tiempo lo que nos faltaba, para hacer esos proyectos que teníamos en pausa, el tiempo siempre ha estado ahí.

Se puso en evidencia la desigualdad social y económica que ha prevalecido por años, pero ocupados en nuestro propio devenir, no nos permitíamos ver.

A 6 meses de la pandemia irónicamente se llenaron los parques, nada mejor que sentir el abrazo del viento y ver ese hermoso cielo, que en nuestra prisa no nos permitíamos contemplar.

Algunos han encontrado el valor de la vida, el valor de un abrazo y el valor de una despedida .

Probablemente nada será como antes, hemos vivido distintas perdidas, algunas irreversibles, otras recuperables.

¿Qué nos espera? No lo se , pero de nada sirve seguir corriendo hacia ese futuro incierto, que al final solo genera angustia.

El presente es un regalo, vivámoslo con amor, sin prisa y con compasión, mientras seguimos siendo parte de ese libro de historia, que algún día contaremos.

La autora es psicóloga

Edición Impresa