Lecciones de año viejo

Algunas frases de 2020

Al iniciar este año, recuerdo que había controversias sobre si iniciaba una nueva década o era el término de una. Al final, este año cierra una década y se despide como uno de los años que no se podrán olvidar. Antes de terminar el 2020, hay algunas frases de las cuáles quiero escribir.

“Esta crisis sacará lo mejor o lo peor de nosotros”. Este año nos enseñó o debió a enseñarnos a valorar la vida, a diferenciar a los conocidos de los amigos, que hay amigos que son como familia y entender que los que siempre estarán con nosotros, siempre será la familia. Esta experiencia de aprendizaje no es al estilo de las telenovelas que vemos en la televisión local ni de las películas de Hollywood, sino al estilo de la vida real que enfrentamos cada día. Si, creo que sacó lo mejor de nosotros, mucho más que otras cosas.

“COVID-19 es un virus democrático”. Se dice que no discriminaba a nadie, que afecta a cualquier persona sin distinción del nivel socioeconómico. Tal vez, no discrimina, pero si evidencia que los accesos a los servicios de salud y educación no son los mismos. Nos hizo evidenciar que quienes serán íntegros o éticos, lo serán con crisis o no. Lamentablemente, los que tengan conductas opuestas a las éticas también han quedado al descubierto, pero hay esperanza pues las acciones positivas o éticas son mayores y más comunes.

“De la mano de Dios me la voy a rifar”. Siempre he creído que donde termina el conocimiento científico, inicia la sabiduría divina. Con esto no pretendo imponer ningún tipo de creencias, pero lo que si es cierto que el comportamiento individual está influenciado por las “conductas de grupo o sociales” o viceversa. Existe el libre albedrío, pero también la corresponsabilidad para con los otros que conviven con nosotros, “no solo es rifársela” solo, sino que las conductas irresponsables tienen y tendrán consecuencias en más personas.

“Hoy se anunciará, un anuncio que aun no ha sido anunciado”. Parafraseando, al estilo de nuestra jerga panameña es notable que en cualquier momento histórico la comunicación y transmisión de la información es clave, ahora en etapas de crisis es fundamental la comunicación. Queda claro que una buena campaña de comunicación puede ser una de las estrategias más importantes en el manejo adecuado de cualquier crisis. Se pueden estar haciendo cosas buenas y positivas, pero su efecto se pierde por la deficiente comunicación.

“El ‘influencer’ famoso…”. Les comparto una sencilla definición de este concepto: Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca. Subrayo, “que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto”, sin entrar en una discusión sería interesante evaluar, si nuestros llamados “influencers” criollos cumplen con este aspecto de la definición. Lo que, si es cierto, es que muchos jóvenes y niños que tienen acceso a redes sociales (debe haber una supervisión de padres) son influenciados, y no necesariamente, por el conocimiento o experticia de una persona sobre un tema, sino por conductas sociales, no siempre sanas o por modelos negativos de conducta, con mensajes de permisividad. Por si acaso, me dicen que cada uno es libre y se deja influir por otro es su problema, esto no aplica en niños, niñas y/o adolescentes.

“2020 no te vamos a extrañar”. Será un año inolvidable, pues por razones obvias muchos de los buenos y buenas nos dejaron físicamente, pero, aunque fue difícil, nos dejaron legados que debemos honrar y que realmente eso dará sentido a la vida que compartieron con nosotros.

Están son algunas frases de este año inolvidable, en todo el sentido de la palabra, en otra oportunidad analizaremos algunas otras frases. Por ahora no olvidemos esta: “Seguimos adelante, con fe y confianza en Dios, un día a la vez…”

El autor es psicólogo

Edición Impresa