Innovación

El uso de la tecnología y el fin de la cuarentena

Los países que han tenido el mayor éxito controlando el virus, han utilizado una combinación de medidas para lograrlo:

•Cuarentena. Tomaron medidas de mitigación temprana como la cuarentena parcial o total.

•Pruebas masivas. Han hecho pruebas del Covid-19 a un alto porcentaje de su población.

•Uso de mascarillas. Han generalizado el uso de mascarillas en la población.

En Panamá, hemos implementado la mayoría de estas medidas de mitigación anteriormente mencionadas y hemos actuado relativamente temprano. Sin embargo, todavía no hemos implementado medidas tecnológicas.

Si queremos minimizar el riesgo de brotes intermitentes del virus, la solución que mejor está funcionando es el uso de la tecnología. El mismo ha tenido varias manifestaciones en distintos países pero que creo pueden funcionar mejor en combinación entre sí.

Las tecnologías han intentado cumplir dos objetivos básicos: la identificación de posibles infectados, y el control de circulación de personas. Sin embargo, las mismas han intentado cumplir estos objetivos de manera independiente.

La identificación de posibles infectados se ha propuesto de dos maneras. Una de ellas se logra a través de una aplicación que identifica y graba en una lista un identificador anónimo de todos los celulares que se le acercan. Si luego, uno es certificado como infectado por el Covid-19, se publica dicha lista para advertirle a los dueños de todos esos celulares que estuvieron cercanos hacerse la prueba de Covid-19 ya que están en riesgo de haber sido infectados.

La otra manera, utiliza la geolocalización (GPS) para identificar y grabar en una base de datos dónde ha estado el celular en las ultimas dos semanas. Si el dueño del teléfono se confirma como infectado, la base de datos analiza todas las ubicaciones donde ha estado ese celular en las ultimas dos semanas y les comunica a los otros celulares que han estado co-ubicados con el primero, que por lo tanto se deben hacer la prueba. Igualmente le puede comunicar a los establecimientos, (escuelas, restaurantes, tiendas, etc.) donde ha estado la persona para que tomen las medidas higiénicas apropiadas.

Estos dos sistemas tienes sus ventajas y desventajas. Una alternativa posible sería diseñar un sistema híbrido que contemple las fortalezas de ambos sistemas y mitigue sus debilidades, como su manejo de la privacidad de los ciudadanos

La otra tecnología que se ha implementado en los países exitosos ha sido para el control de circulación. En su versión más sencilla, consiste en una aplicación que emite un certificado de circulación usando colores. Verde indica que la persona tiene derecho a circular, si se determina que tiene pocas probabilidades de estar contagiada. Donde se ha implementado, este sistema ha venido de la mano de pruebas masivas del virus y/o temperatura corporal.

En el caso de Panamá y aplicando las mejores prácticas observadas en otros países, el Gobierno pudiese implementar una aplicación que combinara lo mejor de estas tecnologías para permitir un final controlado de la cuarentena, mitigando el riesgo de una nueva propagación descontrolada del virus. Esta aplicación pudiese implementar un sistema de certificación de circulación combinado, vinculado al resultado de los análisis de trazabilidad híbridos, las pruebas del virus y las políticas de circulación vigentes en el momento. Las mismas pueden incluir las políticas actuales que norman los permisos por número de cédula, género, salvoconductos, entre otros. pero que pueden irse flexibilizando de manera dinámica, tomando en cuenta geografía, edad y tipo de trabajo. Esta combinación de elementos no ha sido implementada en ningún país todavía y sería una innovación de Panamá. Permitiría la implementación de un plan ordenado de flexibilización con un sistema de mitigación del riesgo de un nuevo brote descontrolado.

Un sistema como este SOLO se puede implementar cuando las autoridades de Salud hayan determinado que la cuarentena ha dado los resultados y los casos nuevos están bajo control. Este sistema no sería un reemplazo a la cuarentena sino una manera de manejar el fin de la cuarentena, y para evitar tener que se decrete extenderla o establer una nueva más adelante.

El autor es director de CAPATEC

Edición Impresa