Creatividad e innovación

Las mejores herramientas en las crisis

En abril conmemoramos dos fechas importantes del aporte de la ciencia y la innovación ante la crisis global que vivimos. Una es el 21 de abril, Día Internacional de la Creatividad y la Innovación, aniversario del nacimiento de Leonardo Da Vinci. La otra, el 25 de abril, acogerá la quinta Marcha por la Ciencia, un evento de alcance global que en Panamá es liderado por el movimiento Ciencia en Panamá y que se realizará en redes sociales desde las 9 a.m.

Ambas celebraciones buscan destacar el talento local en los ámbitos cultural, académico y científico, y la importancia de invertir en estos temas. También se busca inspirar a futuras generaciones de líderes y emprendedores que impulsarán el desarrollo sostenible de nuestras sociedades a través de la creatividad y la innovación.

En Panamá, aún acostumbramos a asumir que la ciencia se hace en países desarrollados, e importamos tecnología pensando que el producto resolverá nuestro problema. La pandemia de Covid-19 ha demostrado que eso no es tan cierto.

La iniciativa “Ventiladores por Panamá” convocó a mujeres y hombres del sector académico y científico, público y privado, a colaborar en el diseño, validación y fabricación de ventiladores mecánicos de emergencia que pudieran salvar vidas en caso de colapso del sistema de salud pública. Panamá no tenía investigación previa en estas líneas, pero gracias a la inversión sistemática por más de 20 años en instituciones como Senacyt y las universidades, personal capacitado redirigió sus esfuerzos y ofreció dos diseños validados en siete meses, disponibles en caso de ser necesario.

Otro ejemplo es la producción local de medios de transporte viral, un insumo del kit de colecta de muestras para diagnosticar Covid-19. Esto inició en marzo de 2020 como una colaboración con Minsa y el Icges para aliviar temporalmente la escasez global de este insumo. Desde entonces, el Indicasat AIP ha logrado suplir más de 80,000 tubos al sistema de salud pública. Actualmente, se trabaja en el plan de negocios para establecerlo como uno de los primeros emprendimientos de fabricación de dispositivos médicos de diagnóstico in vitro surgido de un laboratorio nacional de investigación. Estos ejemplos de creatividad e innovación demuestran la importancia de continuar invirtiendo en ciencia y el talento humano detrás de iniciativas como éstas.

El autor es ingeniero investigador de Indicasat AIP y miembro de Ciencia en Panamá

Edición Impresa