Educación

Realidades híbridas

En la llegada de las nuevas tecnologías y su utilización en nuestras aulas de clases, se logra dar por sentado que va a seguir avanzando con el transcurso del tiempo.

Las realidades híbridas no son mas que la fusión entre mundos reales y virtuales, para producir entornos y visualizaciones donde los objetos físicos y digitales coexisten e interactúan en tiempo real.

El uso de estas nuevas tecnologías en nuestro proceso de enseñanza y aprendizajes, puede lograr que la educación actual gire 180 grados a favor de nuestros jovenes estudiantes en los distintos niveles; apostando a que esta nueva tecnología será una de las más utilizadas en nuestras aulas de clases.

Existen diferencias entre las realidad virtual, aumentada y mixta, entre las cuáles se puede mencionar:

Realidad Virtual: La tecnología que altera la realidad cambia la forma en que percibimos el mundo de alguna manera, pero la Realidad Virtual (VR) cambia completamente el entorno visual que nos rodea.

Realidad Aumentada (AR): Toma su realidad existente y cambia aspectos de ella a través de la lente de un teléfono inteligente, un juego de gafas o incluso un auricular. Con la Realidad Aumentada siempre verá lo que está justo delante suyo, pero con una capa virtual añadida encima.

Realidad Mixta o Híbrida (MR): Esta lleva a la AR al siguiente nivel y es esencialmente, lo que muchos de nosotros inicialmente esperábamos que fuera AR. En lugar de sólo una capa en la parte superior del mundo que vemos todos los días, la MR se refiere a la capacidad de mezclar objetos digitalmente prestados en nuestro entorno real.

Todas estas pueden ser útilizadas por los docentes de todas las áreas; logrando enseñar a los estudiantes de manera distinta, a como se realizaba hace 40 años. Un ejemplo: El uso de mapas fisicos pegados en la pared ha pasado a la historia, con la implementación de tableros interactivos utilizando realidades híbridas.

Se espera con gran entusiasmo que los docentes y estudiantes puedan poner en prácticas todas estas nuevas tecnologías en el aula de clases.

La autora es docente universitaria en informática


Edición Impresa