DERECHOS HUMANOS

17 migrantes de un albergue en Darién tienen coronavirus

17 migrantes de un albergue en Darién tienen coronavirus
La OIM llevó respuesta humanitaria a los migrantes a través del Senafront.Cortesía: Senafront

De mil 991 migrantes retenidos en un albergue en la comunidad de La Peñita, en Metetí, Darién, 17 han dado positivos por la enfermedad Covid-19, confirmaron autoridades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y del Ministerio de Salud (Minsa).

El flujo de migrantes a través de las trochas de la selva del Darién se ha detenido luego de que tanto Panamá como Colombia ordenaron el cierre de los pasos fronterizos y aumentaron los retenes policiales para frenar la expansión de la pandemia por el nuevo coronavirus.

El viceministro de Salud, Luis Francisco Sucre, detalló que durante una visita efectuada el pasado viernes a Darién se tomó la decisión de trasladar a los migrantes a un solo albergue –en donde se puede tener un mayor control de su movilidad– y, además, se hizo la toma de muestras para ubicar a los que puedan estar contagiados.

Dijo que por la cuarentena ordenada por el Minsa, los migrantes no podrán ser llevados hasta la frontera con Costa Rica para seguir su viaje hacia el norte, por lo que permanecerán bajo vigilancia hasta que se supere la crisis.

Entre los miembros de la comisión que visitó Darién el viernes, aparte del Senafront y el Minsa, se encontraban representantes de la Cruz Roja, de la Defensoría del Pueblo y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM, por sus siglas en inglés), informó el ministro de Seguridad, Juan Pino.

Pino informó que tras el encuentro se acordó redoblar las medidas sanitarias y la desinfección de los campamentos. Además, están en construcción las instalaciones para albergar a personas con la enfermedad.

Entre los migrantes que están en La Peñita hay cubanos, haitianos y ciudadanos provenientes del norte de África. En estos grupos hay mujeres embarazadas y niños que cruzaron la selva del Darién a pie, y que ahora están varados por la Covid-19.

Antes de la pandemia, los migrantes eran trasladados en grupos de 50 hasta la frontera con Costa Rica, ya que la mayoría expresaba su deseo de no quedarse en Panamá y seguir rumbo a Estados Unidos.

Sin embargo, ahora los traslados están paralizados y los migrantes requieren de la asistencia estatal para recibir alimentos, medicinas y tratamiento médico.

El Senafront, a cargo de la vigilancia en esa región, ha establecido un programa para la desinfección de los albergues, y ha entregado equipo de limpieza a los migrantes y otro tipo de ayuda humanitaria ante la precaria situación de estas personas.

Los migrantes son trasladados por las selvas fronterizas entre Panamá y Colombia por traficantes (coyotes) que cobran grandes sumas de dinero por transportarlos por trochas hasta un punto en donde sean ubicados por las autoridades.

Hasta ahora, las autoridades han confirmado 17 casos del nuevo coronavirus dentro del grupo, y dichas personas fueron apartadas del campamento.

No obstante, Nadine González, alcaldesa de Pinogana, distrito donde se encuentra La Peñita, sospecha que hay más casos, según se lo confió a la agencia de noticias AFP.

Unas 24 mil personas ingresaron de forma irregular al país desde Colombia en 2019, mientras que en los dos primeros meses de 2020 entraron 3 mil 366.

Edición Impresa