PRESUNTO DELITO CONTRA PATRIMONIO ECONóMICO

Afiliaciones a la CSS serán investigadas por fiscales

El Ministerio Público ha decidido tomar acciones a fin de determinar si hubo o no delito contra el patrimonio económico de la Caja de Seguro Social (CSS) por la presunta afiliación irregular de cientos -y quizás miles- de extranjeros que buscan legalizar su régimen migratorio en Panamá.

+info

Antai pide a Martiz presentar denuncia penal contra fraudeDiversifican el fraude en la CSS para afiliaciónSousa pide que se profundice en la investigación de las operaciones fraudulentas en la CSSCSS, víctima de redes criminales

Luego de la publicación de una investigación de este diario, que detectó irregularidades en este proceso en el que están involucrados cientos de extranjeros, el Ministerio Público informó ayer de la investigación.

Por su lado, la directora de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai), Angélica Maytín, se unió a las peticiones de investigación, a la espera de saber si funcionarios administrativos y médicos están involucrados.

Afiliaciones fraudulentas de extranjeros, en la mira del MP

La Fiscalía Anticorrupción de la sección de Atención Primaria del sistema penal acusatorio reveló ayer que investiga la venta de afiliaciones irregulares de extranjeros a la Caja de Seguro Social (CSS).

La investigación –señala un comunicado del Ministerio Público– se centra en una empresa, luego de publicaciones surgidas en los medios sobre supuestas afiliaciones irregulares de extranjeros y la venta de carnés en redes sociales.

La fiscalía “se encuentra realizando diligencias, a fin de esclarecer estos hechos y el posible perjuicio a la Caja de Seguro Social”, resalta el comunicado.

En la denuncia, interpuesta por la CSS, no se menciona que se detectaron más de 150 sociedades y unas 23 personas que estarían detrás de estas afiliaciones irregulares de cientos de foráneos en menos de un mes.

¿Complicidad?

La directora de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai), Angélica Maytín, indicó, por su parte, que “se deben reforzar los controles en toda la institución para evitar este tipo de situaciones que afectan la estabilidad financiera de la CSS”.

Maytín consideró que la investigación debe incluir, además, el uso dado a las instalaciones hospitalarias por personas no aseguradas.

Advirtió que se usan los cuartos de urgencias, consulta externa, laboratorios y las farmacias, “con la complicidad de funcionarios administrativos y médicos de dicha institución”.

Una investigación de La Prensa reveló que una red -o redes- utiliza sociedades recién creadas o inoperantes y, sin levantar sospechas, afilian a cientos de extranjeros a la CSS. Para hacerlo, incluyen a los foráneos en sus planillas de trabajadores.

La mayoría de estas sociedades opera desde habitaciones de cuartos de alquiler o en residencias, porque no cuentan con oficinas. Mientras que otras utilizan un mismo local para declarar sus operaciones, muchas de ellas, inexistentes.

El trabajo de campo realizado por La Prensa demostró lo fácil que es engañar a las autoridades y obtener lucro con la venta de las afiliaciones, que luego se convierten en beneficios migratorios.

El Servicio Nacional de Migración confirmó que canceló 217 expedientes a personas de diferentes nacionalidades, al comprobarse afiliaciones fraudulentas y alteración de documentos públicos relacionados con el pago de certificaciones de cuotas a la CSS.

Edición Impresa