PATRIMONIO

Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales

Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales
Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales

La famosa escultora argentina Lucy Mattos fue invitada a Panamá en 1993 como parte de un gran congreso de artistas, principalmente pintores y escultores, llamado “América unida por el arte”.

En aquel momento el país vivía un escenario histórico bastante particular, debido a que se reponía de las secuelas de una larga dictadura militar y la invasión de Estados Unidos a Panamá en diciembre de 1989, y precisamente la cultura era uno de esos elementos que venían a reafirmar conceptos como libertad y también democracia.

El citado congreso fue dividido en dos fases. La primera abarcó una serie de debates y foros en los que se abordó la situación y realidad del artista en Latinoamérica, y la segunda consistió en crear murales y esculturas en un sitio que pudiera convertirse en una especie de museo al aire libre.

Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales
Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales

Y qué mejor lugar que el Parque Recreativo y Cultura Omar, ubicado en el corregimiento de San Francisco. Allí se pintaron 3 murales y se levantaron 10 esculturas. Solo en la creación de los murales participaron 27 pintores, según registros de Ricaurte Martínez, miembro y fundador de la Asociación de Artistas Plásticos de Panamá.

Dentro del conjunto de esculturas, Mattos se encargó de crear la figura en homenaje a la “Mujer Latinoamericana”, que expresa los ideales de autonomía y libertad de elección.

La eliminación de murales y otras piezas artísticas que fueron creadas en 1993 para el parque Omar, por artistas locales e internacionales, ha generado indignación.



Hoy, desde su natal Argentina, la artista lamenta la demolición de los murales del parque Omar esta semana, como parte de un proyecto de mejoras a ese espacio público –por $5.5 millones– que impulsa la Secretaría de Metas del Ministerio de la Presidencia.

Mattos es la primera escultora argentina que crea su propio museo, y a través de este hizo pública una nota en la que transmitió su “sincera preocupación” por la situación que se está viviendo en Panamá con la destrucción del patrimonio cultural del parque.

Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales
Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales

“Nos solidarizamos y compartimos el intenso dolor que genera a toda la comunidad panameña el avasallamiento de la identidad cultural plasmada en la historia de la ciudad y de sus ciudadanos, mediante el arte y sus expresiones dentro del citado parque”, indicó la artista.

Para Mattos, lo sucedido tiene una “dimensión mayúscula”, ya que hay límites a los cuales no se pueden someter los valores culturales de ninguna sociedad.

“No solo se destruye lo material, sino que va más allá. Se destruye la historia, la cultura, los valores y las voluntades que una vez hicieron brillar el parque. Se destruye la honestidad, la sensibilidad y el respeto por los artistas. Y esto es solo el principio”, concluye en la misiva la escultora.

No solo en Suramérica están al tanto de lo ocurrido en el parque Omar. Desde Costa Rica vinieron a Panamá, en 1993, el escultor Fabio Brenes Morales y los pintores Enrique Ramírez y Ricardo Jiménez Salazar.

Este último también conoció de los daños al patrimonio cultural del parque y su reacción fue tan enérgica como la de Mattos.

De acuerdo con Jiménez, lo ocurrido es como “destruir” parte de la historia cultural de una nación. A la vez, dijo, es “doloroso” porque son obras de artistas de diferentes naciones de América, así como de Estados Unidos y Canadá.

Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales
Artistas de Argentina y Costa Rica reprochan destrucción de murales

“Un pueblo sin cultura es un pueblo muerto”, remarcó el pintor, quien fue profesor durante 39 años en la escuela Casa del Artista Olga Espinach Fernández del Ministerio de Cultura de Costa Rica.

Artistas panameños

En Panamá, Ricaurte Martínez, de la Asociación de Artistas Plásticos, recordó que con los $35 mil donados por el Despacho de la Primera Dama construyeron y pintaron los murales.

“Muchos de los artistas que participaron están muertos y eso ya no se puede recuperar”, dijo Martínez, quien mencionó que la última vez que restauraron los murales fue en 2012 y que este año debían darle mantenimiento.

La Asociación de Artistas Plásticos tiene planeado llevar a cabo una protesta el lunes 22 de abril.

El gremio fue convocado por la administración del parque Omar a una reunión el martes, aunque para Martínez “hay muy poco de que conversar”, debido a que las obras fueron destruidas por completo.

Jorge González, ministro de la Presidencia, manifestó que las estructuras de los murales estaban en mal estado y lo que se contempla es una restauración total de dicho murales.

“Vamos a contratar a las personas que lo hicieron originalmente, para levantarlos nuevamente”, aseguró el funcionario, pese a que algunos han fallecido.

Detalles

El proyecto que se desarrolla dentro del parque Omar –a un costo de $5.5 millones– contempla trabajos generales, rehabilitación de canchas deportivas, mejoras de unidades sanitarias para uso público, obras en la acera perimetral, trabajos en el anfiteatro, rehabilitación del mobiliario y mejoras en la casa club.

La obra surgió en reemplazo de una propuesta efectuada en enero de 2017 –cuyo costo era de $35 millones– que planteaba efectuar una serie de cambios que alterarían las zonas verdes de este espacio público de 55.6 hectáreas.

Las pretensiones del Gobierno fueron rechazadas entonces por los residentes de la zona y usuarios del parque, quienes abogaron porque solo se mejorara la infraestructura existente y se estableciera un plan de mantenimiento “preventivo”, sin aumentar la “huella” de concreto del sitio.

Sobre lo ocurrido, la administración del parque Omar emitió un comunicado en el que menciona que los trabajos de mejoras al parque avanzan en un 45%.

Señalaron que las labores incluyen el reemplazo de viejas y deterioradas estructuras, como murales y algunas estatuas.

Para tomar esa decisión, aducen, se basaron en un informe del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), el cual determinó la “necesidad” de reemplazar las estructuras afectadas por el paso del tiempo debido a que eran un “riesgo” para los visitantes.

“De acuerdo a la inspección realizada por la Dirección de Prevención y Mitigación de Desastres de Sinaproc, los muros y monumentos de concreto presentaban fracturas, desprendimiento, exposición y corrosión de los aceros estructurales”, dice la nota.

Por último, mencionaron que para que el parque siga siendo un sitio de sano esparcimiento, tanto artístico como cultural, han contemplado la instalación y construcción de nuevos murales, en reemplazo de los que fueron demolidos durante la semana, versión que contrasta con la del ministro González.

Edición Impresa