SEGURIDAD

Aumentan las solicitudes de pruebas de hermeticidad

Aumentan las solicitudes de pruebas de hermeticidad
Tras la explosión en una torre del PH Costa Mare, en Costa Sur, corregimiento de Don Bosco, son más los administradores de PH que están exigiendo las pruebas de hermeticidad.

En los primeros ocho meses de 2019 se registraron mil 506 solicitudes de pruebas de hermeticidad (presión) a los sistemas de gas de los PH en la ciudad capital.

Las cifras reflejan un aumento en las pruebas, ya que en todo 2018 hubo mil 181 solicitudes.

Un informe de la sección de Gases y Comprimidos de la Dirección Nacional de Seguridad de Prevención de Incendios (Dinasepi), del Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP), revela que de enero a mayo ingresaron 715 solicitudes, y que entre junio y agosto se presentaron otras 791.

El tema de las revisiones cobró notoriedad luego de la explosión que tuvo lugar el pasado 31 de mayo en la torre 7 del PH Costa Mare, localizado en Costa Sur, corregimiento de Don Bosco, que provocó la muerte de un bebé y severas quemaduras a su hermano y su madre.

La obligatoriedad de la realización de las pruebas de hermeticidad está establecida en el Reglamento de Gas Licuado de Petróleo, aprobado por la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura, el 24 de octubre de 2016, en el que se detalla que dichas pruebas deben efectuarse en los edificios con sistema de gas, como mínimo, cada tres años.

Juan De Arco, subdirector de Dinasepi, detalló que hasta finales de septiembre pasado se habían realizado 3 mil 405 pruebas de hermeticidad a edificios completos, apartamentos individuales, locales comerciales, entre otras estructuras construidas bajo el régimen de propiedad horizontal en todo el país. De ese total, unas mil 506 se efectuaron en la ciudad de Panamá y el resto en otras provincias del país.

De Arco dijo que los hallazgos más comunes son fugas de gas e instalaciones inadecuadas.

Odisea

El memorando del CBP número 005, del pasado 28 de mayo, establece que para que los camisas roja realicen una prueba de hermeticidad, el sistema de gas licuado debe estar totalmente desconectado.

Ante esta situación, los residentes de los edificios residenciales pasan meses sin el suministro de gas, en espera de que los técnicos acudan a hacer la revisión respectiva.

Enrique Luna, propietario de uno de los 21 apartamentos de un edificio de 20 años de construcción, en el corregimiento de San Francisco, distrito de Panamá, vive esta experiencia desde hace tres meses.

Luna manifestó que al edificio le desconectaron el sistema de gas porque no pudieron detectar dónde se encontraba la fuga.

Esta desconexión representó para Luna una “calamidad”, porque ahora tarda horas en cocinar y lavar, cuando con gas esas tareas se hacen más rápido. “Me tuve que comprar una hornilla de dos fogones y dejé de utilizar la secadora”, dijo.

Durante este tiempo, los residentes del edificio decidieron migrar al sistema eléctrico, lo que ha representado un gasto económico extra para el que muchos no están preparados.

Una fuente cercana a los camisas roja explicó que la demora en la reconexión de los sistemas de gas se debe a que la demanda de solicitudes superó la capacidad de respuesta de la institución.

Añadió que la Dinasepi tiene solo cuatro inspectores asignados al tema de gas, y pocas veces pueden enviar bomberos de otras áreas, pues también tiene funciones por cumplir.

‘Una prueba necesaria’

El presidente de la Asociación Panameña de Administradores de PH, Mario Vargas, manifestó que un 30% de los edificios que necesita la prueba de hermeticidad no la están solicitando.

Añadió que entre las principales causas por las cuales no se hacen estas pruebas está la falta de fondos de los PH (cada apartamento cuesta 50 dólares), la falta de colaboración de los propietarios para efectuar la prueba y la falta de fondos de los propietarios para realizar las reparaciones de sus unidades.

Origen del aumento de las peticiones de pruebas

La tragedia que ocurrió el pasado 31 de mayo en el PH Costa Mare, en Costa Sur, corregimiento de Don Bosco ha generado que más personas exijan las pruebas de hermeticidad al Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP).

La explosión dejó como resultado un infante muerto y otras 14 personas heridas, entre estas la madre y el hermano de cinco años del bebé fallecido, quienes resultaron con quemaduras severas en el cuerpo.

A tres personas se les imputaron cargos el pasado 1 de octubre por este accidente.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL