CRISIS POLÍTICA

Ayuda ‘inquebrantable’ a Guaidó, promete Pompeo

Ayuda ‘inquebrantable’ a Guaidó, promete Pompeo
Ayuda ‘inquebrantable’ a Guaidó, promete Pompeo

El secretario de Estado, Mike Pompeo, prometió ayer martes apoyo “inquebrantable” al líder opositor y presidente designado de Venezuela, Juan Guaidó, en momentos en que este prepara un nuevo mitin que busca la destitución del presidente Nicolás Maduro.

+info

Denuncian muerte por ‘tortura’ de militar ‘golpista’Estados Unidos sanciona a Nicolasito Maduro GuerraUribe clama por ‘salida de fuerza’ para Venezuela

Pompeo expresó “el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a Guaidó, a la Asamblea Nacional y al pueblo venezolano en su intento por recuperar la libertad y la prosperidad”, según indicó la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

Pompeo se comunicó telefónicamente con Guaidó, líder de la Asamblea Nacional dominada por la oposición, a días de la celebración de la independencia de Venezuela el 5 de julio, cuando el político venezolano planea una nueva manifestación.

‘Dictadura asesina’

El mitin sigue a la muerte bajo custodia el 29 de junio del capitán de la armada venezolana Rafael Acosta Arévalo, quien había sido arrestado una semana antes por agentes de contrainteligencia, acusado de conspirar contra el Gobierno.

Su abogado dijo que lo vio por última vez el día antes de su muerte, en silla de ruedas, incapaz de hablar y con signos de tortura.

Un sargento y un teniente de 22 y 32 años fueron arrestados el lunes por su muerte, pero el encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela, Jimmy Story, dijo a periodistas que dudaba que hubieran actuado por su cuenta.

“¿Son dos jóvenes miembros de la Dgcim (dirección de contrainteligencia militar venezolana) quienes tomaron la decisión? Lo dudo mucho”, declaró.

Cuando la más alta representante para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, visitó Venezuela en junio, Arévalo “estaba siendo torturado hasta la muerte”, dijo Story.

La comunidad internacional debe entender que “esta no es una cuestión de ideología, no es de izquierda o de derecha, es una cuestión moral, de lo que es correcto o incorrecto”, aseguró.

“Hay que ponernos de acuerdo, ponerle presión a Maduro para (forzar) su salida (...) la dictadura no está interesada en soluciones constitucionales a los problemas de Venezuela”.

Según Story, hay actualmente 688 presos políticos en Venezuela, incluidos 105 militares, y se han producido 12 mil 16 arrestos arbitrarios desde que Maduro llegó al poder en 2013.

Por su parte, el ministro español de Relaciones Exteriores, Josep Borrel, pidió ayer al embajador de Venezuela condenar el “trágico” fallecimiento del capitán Acosta Arévalo y realizar una “investigación independiente” sobre el caso.

Migración continúa

Unos 300 mil venezolanos llegarían a Chile en 2020, según estimaciones del Gobierno chileno, que se sumarían a los 400 mil que ya se encuentran en el país y que son la mayor colonia extranjera. Según la Organización Internacional de Migrantes y la OEA, entre 4 millones y 5 millones de venezolanos dejarían su país en los próximos meses.



En un comunicado, Josep Borrell, nominado ayer para el cargo de jefe de la diplomacia europea, pidió al embajador hacer “una investigación independiente, expedita y rigurosa” sobre la muerte del militar.

Resistencia

Estados Unidos junto con la mayoría de las potencias latinoamericanas declaró en enero ilegítima la presidencia de Maduro y reconoció a Guaidó como presidente designado.

Pero Maduro ha resistido la campaña de presión de Estados Unidos, que ha incluido sanciones a las cruciales exportaciones de petróleo venezolano, mientras que sigue gozando del apoyo de Rusia, China y Cuba.

Guaidó intentó el 30 de abril expulsar a Maduro con un amotinamiento de militares, pero sus esfuerzos fracasaron horas después cuando la cúpula militar se mantuvo leal al mandatario.

El presidente de izquierda gobierna una economía en ruinas que ha provocado la salida de millones de sus ciudadanos de Venezuela, mientras que bienes básicos y medicamentos han quedado fuera del alcance de la mayoría de la población.

No hay nuevas rondas

Guaidó afirmó ayer que, de momento, no hay acordadas nuevas rondas de negociaciones con delegados del régimen de Maduro, a cuyo gobierno calificó de “dictadura asesina”, tras la muerte de un militar detenido por un supuesto plan de magnicidio.

En caso de haber “una nueva ronda” que facilite “el cese de la usurpación, lo comunicaremos oficialmente”, declaró Guaidó, previo a una sesión para debatir el “asesinato” del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo.

Poco después de las declaraciones de Guaidó, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo que el gobierno de Maduro está a “la espera de que la oposición se disponga para retomar las reuniones en Noruega”.

El oficial muerto estaba en la lista de 13 arrestados divulgada el jueves por el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, principal representante de Maduro en las mediaciones en Oslo. Ese mismo día, el mandatario socialista afirmó que el diálogo en Oslo “va a continuar”, no obstante, la muerte del oficial, que derivó en la detención de dos de los militares que lo custodiaban, enfrió las conversaciones.

“Nunca va a ser momento para demócratas poder mediar con unos secuestradores, violadores de derechos humanos, y una dictadura, aquí nadie se chupa el dedo, sabemos que es una dictadura asesina a la cual nos enfrentamos”, expresó Guaidó.

Edición Impresa