ELECCIONES

Jair Bolsonaro se debate entre el fascismo y el populismo

Jair Bolsonaro se debate entre el fascismo y el populismo
Candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro.

El candidato puntero en las elecciones presidenciales de Brasil, Jair Bolsonaro, dice que quiere liberalizar la economía, pero entonces, ¿por qué le dicen “populista”? Sus discursos están llenos de referencias a violencia, pero ese tipo de lenguaje merece ser descrito como “extrema derecha”?

¿Y es Jair Bolsonaro un “fascista” cuando hace comentarios despectivos sobre negros, indios y homosexuales? Y qué tal cuando dice que sus oponentes deben de ser baleados o cuando elogia con nostalgia la dictadura de 1964 a 1985?

De cara a la elección del domingo, en Brasil y otras partes se están llevando a cabo debates sobre cómo describir a un candidato que emociona a sus seguidores y asusta a sus oponentes con políticas eclécticas y un discurso duro.

El aumento en la popularidad de Bolsonaro es parecido al caso de otros políticos de otras partes del mundo que muchas veces usan una retórica parecida, incluyendo al presidente de Estados Unidos Donald Trump, el mandatario de Filipinas Rodrigo Duterte, y otros líderes de Europa.

Su oponente, Fernando Haddad, frecuentemente dice que Bolsonaro es “extremo” y representa “un riesgo” para la democracia.

El Partido de los Trabajadores, al que pertenece Haddad, incluso ha comparado a Bolsonaro con Adolfo Hitler y el partido nazi en videos de campaña.

Edición Impresa