CASO TRUMP-UCRANIA

Congresista republicano se distancia de Donald Trump

Congresista republicano se distancia de Donald Trump
Congresista republicano se distancia de Donald Trump

El congresista republicano Will Hurd se distanció ayer del presidente Donald Trump y los miembros de su partido, al considerar que el informante de identidad oculta no debe testificar en público.

Tras semanas de audiencias a puertas cerradas, los comités de la Cámara de Representantes comenzarán el miércoles audiencias públicas en la investigación de juicio político a Donald Trump, que intenta determinar si el presidente presionó a su par ucraniano para investigar a su posible rival político en las elecciones de 2020, Joe Biden, y su hijo Hunter.

Los republicanos del Comité de Inteligencia de la cámara han pedido a su presidente, Adam Schiff, convocar al informante, de quien se sabe que es parte de la comunidad de inteligencia.

Hurd, un exfuncionario de la CIA, se manifestó contra la convocatoria a quien presentó la denuncia por una llamada entre el presidente de Estados Unidos (EU) y el de Ucrania. “Creo que deberíamos proteger la identidad del informante”, dijo Hurd a Fox News. “Cómo lo tratemos va a impactar en los informantes en el futuro. Tener esta ley de informantes es importante”, agregó.

Una ley de 1989 protege a funcionarios del gobierno federal que reporten actividades ilegales, mala administración, abuso o pérdida de fondos.

Schiff acusó el sábado a los republicanos de llevar a cabo “investigaciones falsas sobre los Biden” y dijo que no “facilitaría los esfuerzos del presidente para amenazar, intimidar y tomar represalias contra el denunciante, que valientemente activó la alarma”.

Un día antes, el partido Republicano solicitó que Hunter, el hijo del exvicepresidente Biden, sea llamado a testificar en la investigación de juicio político, en un intento de defender a Trump

El mandatario ha acusado a los Biden de corrupción por el rol de Hunter, el hijo del exfuncionario, como director en la compañía de energía ucraniana Burisma cuando su padre cumplía su mandato durante la presidencia de Barack Obama.

El republicano Devin Nunes, miembro del comité de Inteligencia que está llevando adelante las audiencias de la investigación, dijo que Burisma le pagó a Hunter Biden $50,000 mensuales por ocupar una silla en su directorio. Las “experiencias de primera mano de Hunter Biden con Burisma pueden ayudar al público estadounidense a comprender la naturaleza y el alcance de la corrupción generalizada de Ucrania”, escribió Nunes.

Nunes criticó lo que llamó una “farsa”, y dijo que el testimonio de Hunter Biden aumentaría la transparencia en un “proceso opaco e injusto”. Además, pidió que el informante de identidad oculta que reportó la comunicación entre Trump y Zelenski fuera llamado como testigo.

Edición Impresa