PROYECTOS

El Consejo de Gabinete autoriza contratación para sanear polígonos

El Consejo de Gabinete autoriza contratación para sanear polígonos
El Consejo de Gabinete autoriza contratación para sanear polígonos

El Consejo de Gabinete aprobó una contratación directa a la Empresa de Transmisión Eléctrica S.A. (Etesa), por $5 millones, para el saneamiento de áreas contaminadas con municiones no detonadas en Río Hato, provincia de Coclé, y Nuevo Emperador, en Panamá Oeste.

Ambas zonas fueron contaminadas con armamento después de que fueran utilizadas para entrenamiento militar por parte del Ejército de Estados Unidos, durante su presencia en el país, pero ahora por allí pasan varias líneas de transmisión que desarrolla Etesa.

Según la resolución que avala el contrato y que fue publicada en Gaceta Oficial, en el sector de Río Hato, durante la construcción del proyecto de la tercera línea de transmisión, se llevó a cabo un saneamiento del área, pero no fue suficiente. Lo mismo ocurrió en el corregimiento de Nuevo Emperador, por donde también pasó la obra.

“El personal de Etesa se encuentra realizando labores de limpieza a las torres de transmisión, corriendo un alto riesgo, ya que no se ha saneado la servidumbre en su totalidad. Aunado a esto, el sistema puede verse afectado con alguna explosión de las municiones no detonadas”, dijo Etesa en la justificación del contrato.

Por último, detallan que la empresa Fatutto es la única compañía especializada en el país con la capacidad técnica y el personal idóneo que puede hacer estos trabajos de descontaminación de armamento militar, razón por la cual será contratada.

El Estado panameño ha tenido que sanear varias hectáreas con municiones no detonadas durante los últimos años.

Uno de los últimos proyectos en el que se tuvo que sanear una zona con explosivos fue para la construcción del nuevo centro penitenciario de Colón.

Allí se destinaron $1.1 millones, debido a que la obra estaba ubicada en el antiguo campo de tiro de Piña o Parcela 35.

Limpieza de otras áreas contaminadas

El año pasado,  los gobiernos de Panamá y de Estados Unidos concluyeron la destrucción de ocho armas químicas detectadas en isla San José, en el archipiélago de las Perlas, como parte del acuerdo suscrito con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas. Se trataba de bombas que contenían el químico conocido como fosgeno.

Edición Impresa