La Contraloría General y la polémica por las becas

La Contraloría General y la polémica por las becas
La Contraloría General y la polémica por las becas

La Contraloría General de la República emitió ayer un comunicado, en el que expuso su versión sobre los hechos que han generado controversia por las becas otorgadas por la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt) y el Instituto Nacional para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu).

+info

Surgen controversias por becas en el exterior

Según el comunicado, la Contraloría solo ha dejado de refrendar seis becas por razones económicas o jurídicas. Además, aclaró que la decisión de suspender las convocatorias para nuevas becas no fue recomendada por esa institución.

La Contraloría, sin embargo, no detalló la cantidad de pagos de contratos de becas que no se han realizado y que están atrasados debido al nuevo requisito impuesto por esa institución de incluir un informe socioeconómico de los beneficiarios.

Este medio tuvo acceso al testimonio de un estudiante en el extranjero que, junto a sus compañeros, se encuentra en la incertidumbre sobre su pago, que ya está atrasado.

De acuerdo con el contralor Federico Humbert, la Contraloría trabaja de forma expedita en los casos de estudiantes que se encuentran en el extranjero.

Por otro lado, la Senacyt también emitió un comunicado, en el que indicó que las becas del programa Ifarhu- Senacyt no exigen un estudio socioeconómico, ya que las becas al mérito contemplan el alto desempeño y excelencia que debe tener al aplicante para cursar carreras de ciencias y tecnología.

Otro desacuerdo entre ambas instituciones guarda relación con lo que debe hacer un becario al regresar de sus estudios.

La Senacyt contempla que deben regresar al país y permanecer en este por un plazo mínimo al equivalente del tiempo de la beca. La Contraloría opina que deben trabajar para el Estado.

Edición Impresa