Correa: La revolución es perfectible

“La revolución es cambio permanente. Los procesos son dinámicos, continuos, perfectibles, solo la vanidad niega la imperfección, por eso propusimos mejorar ciertas disposiciones de la carta magna y fue el máximo tribunal constitucional el que señaló que la vía adecuada era la Asamblea Nacional, en un pleno ejercicio de democracia representativa. No perdamos de vista que es la Constitución, aprobada mayoritariamente en las urnas, la que faculta a la Asamblea para realizar enmiendas a la carta magna y ha sido el pueblo el que nos entregó en las urnas esa representación, dándonos más del 70% de los asambleístas (...) Aquellos que en 2007, 2008 y 2011 decían que la consulta popular era un mecanismo fascista (...) pretendieron desconocer la facultad de la Asamblea (...) Si a alguien le queda alguna duda acerca de que las enmiendas aprobadas restringen algún derecho o garantía (...) esperemos hasta febrero de 2017 (...) si notan que alguno de sus derechos ha sido vulnerado, no voten por nosotros, pero si se han ampliado, no voten nunca más por los mentirosos de siempre...”.

Edición Impresa