Eduardo Cunha se niega a dejarse examinar

Eduardo Cunha se niega a dejarse examinar
Eduardo Cunha. ap

Un exlíder del Congreso brasileño encarcelado por acusaciones de corrupción dice que sufre de un aneurisma cerebral, pero las autoridades penitenciarias dicen que se niega a someterse a exámenes que lo puedan comprobar.

El expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha dijo el martes a un tribunal que sufre de un aneurisma cerebral, un debilitamiento de la pared de una vena o arteria que, en caso de ruptura, puede causar la muerte, el mismo padecimiento que le causó recientemente la muerte a la esposa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Pero ayer Cunha “se negó categóricamente” a someterse a exámenes médicos que lo puedan comprobar, dijo un comunicado de un funcionario penitenciario, Luiz Alberto Cartaxo de Moura.

Añadió que Cunha se había quejado del aneurisma en diciembre, pero que ni su familia ni sus abogados suministraron documentación que compruebe la dolencia. El equipo legal de Cunha declaró ayer que le ha pedido a la familia una copia del diagnóstico.

La noticia del aneurisma surgió el mismo día en que sus abogados presentaron una solicitud para que sea puesto en libertad por razones legales. No hicieron mención sobre su estado de salud.

Edición Impresa