ÁREA PROTEGIDA

Denuncian daño ambiental en el PILA

Denuncian daño ambiental en el PILA
CORTESÍA

Organizaciones ambientales y guías de turismo denunciaron ayer la apertura de un camino de más de un kilómetro de largo en el Parque Internacional La Amistad (PILA), entre las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro. Esta reserva, que también llega hasta Costa Rica, es Patrimonio Mundial de Unesco.

INVESTIGAN TALA EN ÁREA PROTEGIDA

El Parque Internacional La Amistad (PILA), ubicado entre las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, enfrenta una nueva amenaza.

Esta semana, organizaciones ambientales como la Fundación para el Desarrollo Integral, Comunitario y Conservación de Ecosistemas de Panamá, junto a guías turísticos, denunciaron la apertura de caminos de más de un kilómetro de largo con maquinaria en la reserva natural, que también se comparte con Costa Rica.

Esto motivó a la fundación a enviar una misiva al ministro de Ambiente, Emilio Sempris, en la que lo ponía al tanto del “daño ecológico” en el área protegida que también fue declarada patrimonio mundial de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

De hecho, en junio de este año la reserva fue evaluada durante la sesión No. 41 de la Unesco que se llevó a cabo en Cracovia, Polonia. En ese sentido, el Comité del Patrimonio Mundial de ese organismo internacional advirtió que cualquier desarrollo nuevo en la zona protegida representaría un “peligro” al valor universal del parque y “conduciría a su inscripción en la lista del patrimonio mundial en peligro”.

David Samudio, uno de los representantes de la Fundación para el Desarrollo Integral, Comunitario y Conservación de Ecosistemas de Panamá, subrayó que sobre la reserva hay una gran presión por parte de empresas y dueños de fincas.

Una de las principales quejas de los activistas es que a través de los años la reserva ha perdido valiosos bosques por el avance de la frontera agrícola y ganadera. “Pese a las acciones el PILA sigue estando en peligro”, mencionó Samudio.

El ecologista explicó que hay unas 80 hectáreas del parque en manos privadas donde se están desarrollando caminos y trochas de hasta tres metros de ancho, razón por la cual alertaron a las autoridades.

“También ingresó equipo pesado abriendo paso en el bosque. Nosotros reclamamos al Ministerio de Ambiente una acción de investigación y otra condenatoria, ya que la afectación se dio en una zona ecológica sensitiva”, acotó.

IMPORTANCIA BIOLÓGICA

Mientras que Jorge López, uno de los guías turísticos de Chiriquí, ha calificado como “lamentable” lo ocurrido en la zona.

Denuncian daño ambiental en el PILA
CORTESÍA

Los guías señalan que esta reserva es “importante”, porque se observa la interacción de los diversos ecosistemas que componen un bosque maduro y aquellos que son secundarios, además se aprecia una biodiversidad de especies de aves, insectos y otros animales del área.

Como muestra, en el PILA existen 84 especies de mamíferos, de los cuales dos son endémicos binacionales, es decir, reciben esta naturalización puesto que el parque se localiza entre Panamá y Costa Rica.

A su vez, técnicos del Ministerio de Ambiente han contabilizado 550 especies de aves de las 986 especies que existen en Panamá, de las cuales 29 son endémicas (propias de esa área protegida).

Por esta razón, López considera que se debe investigar lo ocurrido en la reserva forestal.

ABREN EXPEDIENTE

Al respecto, Yilka Aguirre, directora del Ministerio de Ambiente en Chiriquí, manifestó que abrieron un expediente sobre la denuncia de los ecologistas.

Aguirre confirmó que hubo la apertura de un camino en la zona y que están tratando de determinar las coordenadas de donde específicamente ocurrió el daño.

“Se encontró un camino de alrededor de un kilómetro donde se presume que fue cierta persona y a raíz de esto se le abrió el expediente”, mencionó Aguirre.

La funcionaria añadió que el hecho de que los caminos o trochas estén en propiedad privada no impedirá que tomen las medidas del caso. “Hemos trabajado con los ambientalistas en rescatar el PILA y que no ingrese en la lista de sitios en peligro de la Unesco”, concluyó la directora.

Organizaciones ambientales también han venido planteando que los proyectos hidroeléctricos generan un impacto “negativo” al PILA. Ahora mismo el Ministerio de Ambiente suspendió el otorgamiento de nuevas concesiones hídricas, principalmente en Chiriquí y Bocas del Toro, donde están las principales cuencas del país.

Edición Impresa