SALUD PÚBLICA

Diabetes, una enfermedad silenciosa y degenerativa

La diabetes, un padecimiento que se caracteriza por el mal funcionamiento del páncreas, afecta al 9.5% de la población panameña, mientras que hay quienes ignoran que padecen la patología.

Esto, a pesar de que entre 5 y 10 años antes de padecerla, el organismo envía señales claras de la presencia del mal.

Entre estos síntomas de alarma está una constante necesidad de orinar, sed excesiva, hambre exagerada, pérdida extrema de peso, fatiga prolongada y cambios repentinos de humor.

Sin embargo, hay personas que se dan cuenta de que tienen la enfermedad por heridas que tardan en curar, como es el caso de Edilma Requenes, de 82 años, quien se atiende en la Clínica de Diabetes de la Policlínica Joaquín José Vallarino, de la Caja de Seguro Social (CSS).

“Utilicé todo tipo de productos, y como la herida no sanaba, un doctor me mandó a hacerme unos exámenes para saber si padecía de diabetes, los cuales dieron positivo”, explicó.

REALIDAD EN NÚMEROS

De hecho, el último Estudio de Prevalencia de los Factores de Riesgo de las Enfermedades Cardiovasculares, que realizó el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud en el año 2012, así como de la Federación Internacional de Diabetes sugieren que el 9.5% de la población panameña padece de esta enfermedad.

Por su parte, un informe del Ministerio de Salud (Minsa) del año 2015 advierte que 497 personas menores de 1 año y hasta los 19 años tienen diabetes. De ese total, 208 son hombres y 289 mujeres.

En ese sentido, el Censo Nacional de Salud Preventiva que realiza desde hace dos años el Ministerio de la Presidencia, el Minsa y la CSS, sitúa este mal como el cuarto más diagnosticado.

Diabetes, una enfermedad silenciosa y degenerativa
Diabetes, una enfermedad silenciosa y degenerativa

El coordinador de este censo, Julio García Valarini, informó que hasta la fecha se han evaluado a más de 155 mil panameños, de los cuales 84 mil presentan obesidad y sobrepeso; 67 mil con dislipidemia (colesterol alto); 57 mil tienen diagnóstico de hipertensión arterial, 25 mil 500 con diabetes y 4 mil 800, insuficiencia renal.

García Valarini expresó que los pacientes censados son personas mayores de 40 años, los cuales regularmente desconocen que padecen esta enfermedad, así como otras objeto de la investigación.

Añadió que en los últimos dos años, tiempo de ejecución de este censo, diagnosticaron más casos nuevos de los que tenían registros.

COSTOS DE ATENCIÓN

Datos de la CSS indican que la atención integral, sin complicaciones, de los pacientes con diabetes cuesta anualmente entre mil 200 dólares y mil 700 dólares.

No obstante, si estos requieren de la amputación de uno de sus miembros los costos pueden llegar desde $20 mil hasta $60 mil.

Por otro lado, el hecho de recibir hemodiálisis, porque se sufre de insuficiencia renal, una de las consecuencias de esta afección, puede costar anualmente entre $20 mil y $33 mil por paciente.

Fernando Castañeda, subdirector nacional de Salud Preventiva de la CSS, dijo que esta enfermedad provoca complicaciones agudas, como la cetoacidosis diabética y coma, así como enfermedades cardiovasculares, como la cardiopatía isquémica (infartos). El paciente también puede verse afectado por otras patologías, como las cerebrovasculares (derrames), neuropatía diabética y enfermedad arterial periférica y pie diabético (úlceras y amputaciones), y retinopatía diabética (pérdida de la visión).

A raíz de esta serie de padecimientos, se han abierto un total de 32 clínicas de diabetes en el país, donde se brinda atención a unas 30 mil personas, detalló el funcionario.

Edición Impresa