CASO ODEBRECHT

Dominicanos exigen cárcel para corruptos

Dominicanos exigen cárcel para corruptos
Puentes y avenidas quedaron abarrotados por los miles de manifestantes en Santo Domingo.

Miles de personas marcharon ayer por el centro de Santo Domingo para exigir procesos judiciales contra funcionarios locales que se beneficiaron con los sobornos millonarios de la empresa brasileña Odebrecht.

“Proclamamos que el caso Odebrecht será el fin de la impunidad en República Dominicana”, según una proclama distribuida al final de la marcha y leída por los organizadores.

Con pancartas en que se leían mensajes como “ya me harté de ladrones” e “impunidad es más corrupción”, los manifestantes marcharon vestidos de verde —en señal de esperanza— y aunque tenían previsto llegar al Palacio Nacional, sede del gobierno, la Policía los desvió y se concentraron en el emblemático Parque Independencia, donde se encuentra el Altar a la Patria.

A la manifestación asistieron personas que llegaron de todo el país: profesores universitarios, monjas y sacerdotes, activistas de derechos humanos, artistas y políticos de la oposición.

Desde que comenzó a operar en República Dominicana en 2001, Odebrecht ha participado en 17 de las principales obras de infraestructura vial, hidráulica y de energía del país. Según la investigación judicial, algunas de las obras fueron sobrevaluadas. El procurador Jean Alain Rodríguez aseguró que además de inhabilitar a Odebrecht para que participe en nuevas licitaciones, las autoridades también tratan de estimar los montos de las sobrevaluaciones.

Brasileños despiden al juez del Lava Jato

El juez de la Corte Suprema de Brasil que supervisó una investigación de políticos vinculados al mayor esquema de corrupción del país fue enterrado el sábado, dos días después de morir en un accidente aéreo. El juez Teori Zavascki, de 68 años, murió cuando el pequeño avión en el que viajaba cayó en medio de una fuerte lluvia el pasado jueves. Los dolientes se despidieron del magistrado en un tribunal federal en el sur de Brasil donde Zavascki trabajó durante muchos años. Los investigadores tratan de determinar  qué causó el accidente del avión.

Edición Impresa