NEGOCIACIóN DE PAZ

El ELN propone un cese el fuego bilateral por tres meses

El ELN propone un cese el fuego bilateral por tres meses
Bernardo Téllez, uno de los delegados de la guerrilla colombiana, aseguró que el cese sería ‘temporal’.

La segunda fuerza guerrillera de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), planteó ayer al Gobierno que se acuerde un cese bilateral del fuego por tres meses para generar confianza y fortalecer la negociación de paz con la que se busca acabar por completo con el viejo conflicto armado.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el ELN iniciaron en febrero pasado una negociación de paz en Ecuador, con la que se busca el fin total de la confrontación de más de medio siglo que ha dejado 220 mil muertos y millones de desplazados.

Las partes reiniciaron el lunes en Quito el diálogo de paz y buscan avanzar hacia un cese bilateral que sería clave para el futuro de la negociación y la firma de un acuerdo.

“Este sería un cese bilateral al fuego de inicio, no es el fin del conflicto, por lo tanto su carácter es temporal, con la posibilidad de que pueda ser prorrogable para que se pueda generar confianza”, expresó a periodistas en Quito Bernardo Téllez, miembro del equipo negociador del ELN.

“La idea es que ese cese temporal arranque con un tiempo de tres meses y se realicen acciones que alivien de manera humanitaria, principalmente a la población civil que ambas partes en el conflicto afectamos”, detalló.

Santos ha exigido en el pasado al ELN suspender los secuestros, las hostilidades contra los civiles y los ataques contra la infraestructura petrolera para avanzar hacia un pacto bilateral del fuego, pero esta guerrilla rechazó la petición.

Por su parte, el ELN llegó el pasado 24 de julio con otras demandas que considera prioritarias: acordar los términos del desminado pactado en el primer ciclo y avanzar con acciones para permitir la participación de la sociedad en el proceso.

El ELN –acusado de secuestros, asesinatos, ataques a la infraestructura económica del país, así como de extorsiones a multinacionales petroleras y mineras– tiene unos 2 mil combatientes y surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana, con el apoyo de sacerdotes católicos radicales.

Santos, quien asumió la presidencia en 2010, ha apostado su capital político para lograr la paz y acabar con el conflicto armado. Incluso, el presidente colombiano expresó su voluntad de lograr “la paz completa” si se logra un acuerdo con el ELN. Los esfuerzos del mandatario fueron reconocidos con el Premio Nobel de la Paz.

Edición Impresa