LA MEDIDA ES TEMPORAL

El exdictador Manuel Antonio Noriega es enviado a casa

El exdictador Manuel Antonio Noriega es enviado a casa
Manuel Antonio Noriega salió anoche de la cárcel El Renacer.

Después de 27 años de estar encarcelado, el exdictador Manuel Antonio Noriega, de 82 años de edad, condenado por el asesinato de Hugo Spadafora y la masacre de Albrook, entre otros crímenes, fue trasladado anoche, fuertemente custodiado por agentes de la Policía Nacional, a la residencia de una de sus hijas, Sandra, en Coco del Mar.

+info

El fallo que revive un crimen atroz

Llegó al condominio Mirador del Pacífico, a las 10:20 p.m., en medio de una caravana que dio varias vueltas al edificio hasta que logró entrar.

Una vez en el sótano y ante los periodistas que se encontraban esperándole, Noriega bajó de un busito color blanco asistido por agentes de la Policía. Llevaba gorra roja y lentes oscuros.

Horas antes, un tribunal de cumplimiento de pena en Chiriquí le había otorgado al exdictador tres meses de arresto domiciliario provisional para un tratamiento médico, dentro de la sentencia que aún cumple por el homicidio de Spadafora, ocurrido el 13 de septiembre de 1985.

Durante la audiencia celebrada en el tribunal del Tercer Distrito Judicial, la hija del exdictador se mostró triunfante ante un grupo de opositores al régimen de Noriega que estaba en la sala y que repudió el fallo dictado por la jueza Katherine Pittí de Molina. ¡Gloria a Dios!, expresó airosa y sonreída Sandra Noriega a su salida.

Carmenza Spadafora, hermana del médico guerrillero asesinado, dijo que no se opone al arresto domiciliario temporal, pero aseguró que debe volver a la cárcel a terminar su condena.

Edición Impresa