CARAVANA

Expulsar a los migrantes reclama alcalde de Tijuana

Más de 2 mil centroamericanos de una gigantesca caravana que busca llegar a Estados Unidos se encontraban ayer viernes en la fronteriza Tijuana, cuyo alcalde exige sean expulsados de México con el polémico argumento de que “los derechos humanos son para los humanos derechos”.

El alcalde Juan Manuel Gastélum, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), dijo a la televisora Milenio que grupos de migrantes “llegan en un plan agresivo, grosero, con cánticos, retando a la autoridad”, y pidió al gobierno federal les aplique el artículo 33 constitucional, que contempla la expulsión inmediata del país sin derecho a juicio alguno.

“Tijuana es una ciudad de migrantes, pero no los queremos de esta manera, fue distinto con los haitianos [que llegaron en 2016], ellos llevaban papeles, estaban en orden, no era una horda, perdóname la expresión, y derechos humanos se me va a echar encima, pero los derechos humanos son para los humanos derechos”, dijo Gastélum.

La noche del miércoles se registró un incidente cuando unos 300 pobladores protestaron contra los migrantes que llegaron a una zona habitacional. Les arrojaron piedras a los centroamericanos mientras cantaban el himno mexicano ante la mirada de policías. La Alcaldía, sin embargo, ha establecido un albergue para recibir a los migrantes, en el que pernoctaron 2 mil de ellos, de los cuales más de la mitad son hombres y hay más de 400 niños, informó ayer viernes a la AFP Mario Osuna, encargado de desarrollo social de Tijuana.

“En los próximos tres días vamos a tener cerca de 5 mil personas [en Tijuana] y es bien importante la manera en la que lo vamos a enfrentar”, manifestó a la prensa Irineo Mujica, de la organización Pueblo sin Fronteras.

Edición Impresa