Fiscal busca frenar nueva orden ejecutiva

El fiscal general del estado de Washington, Robert Ferguson, pedirá a un juez federal en Seattle que confirme que un fallo judicial anterior, que suspendió una prohibición temporal de viaje para ciudadanos de países musulmanes, girada por el presidente Donald Trump, se aplica al decreto revisado firmado por el mandatario esta semana.

Ferguson dijo ayer que cree que esa orden judicial contra la orden ejecutiva, del 27 de enero, aún está en vigor y se aplicaría al nuevo decreto. Añadió que la nueva medida perjudica a un “grupo más pequeño” de personas, pero eso no afecta la capacidad del estado de desafiarla en tribunales.

El estado de Washington presentó una demanda contra la prohibición original y un juez federal en Seattle ordenó una suspensión de emergencia de la política. Un tribunal federal de apelaciones en San Francisco confirmó la decisión del magistrado.

Ferguson dijo que ahora le toca al gobierno de Trump demostrar que la sentencia judicial del mes pasado no se aplica a su nueva política.

Edición Impresa