Fracasa plan para analizar restos de desaparecidos

Fracasa plan para analizar restos de desaparecidos
En el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses los restos óseos permanecen en cajas. LA PRENSA/Archivo.

La llegada del grupo de antropólogos argentinos para identificar, a través de pruebas de ADN, a personas desaparecidas durante la dictadura militar (1968 -1989), ha quedado suspendida indefinidamente, al surgir dificultades con el contrato gestionado por la Cancillería para estos trabajos, informó una fuente ligada al proceso.

La fuente detalló que la llegada de los antropólogos argentinos estaba fijada para el pasado mes de abril, pero que el contrato firmado bajo la Ley 22 de 27 de junio de 2006, que regula las contrataciones públicas, exigía a los argentinos cubrir una fianza del 10% por el monto del contrato.

Precisó que este aspecto fue rechazado por el grupo argentino. Luego se intentó lograr un acuerdo a través de la Cruz Roja Internacional, pero que esta alternativa también fracasó.

Explicó que ahora sería necesario ubicar un nuevo grupo de expertos que pueda realizar el trabajo de verificación de unos 60 restos óseos de personas desaparecidas durante la dictadura militar, que se encuentran en un depósito del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelfc).

Por su parte, Maritza Maestres, del Comité de Familiares de Desaparecidos Héctor Gallego (Cofadepa HG), confirmó que las conversaciones para la contratación de los antropólogos argentinos fracasó.

Maestre atribuyó a la falta de voluntad política de los funcionarios de la Cancillería el fracaso de la mesa de entendimiento entre el Estado y Cofadepa HG.

Dijo que ninguno de los 13 puntos acordados en la mesa con el gobierno, entre los que se encontraban el proyecto para declarar el 9 de junio día del desaparecido y la inclusión en el programa de estudios de colegios secundarios de los hechos ocurridos durante la dictadura, se ha ejecutado.

Informó que los miembros de Cofadepa HG solicitarán al presidente electo, Juan Carlos Varela, retomar los acuerdos alcanzados en la mesa de entendimiento, así como establecer una agenda para la contratación de un equipo de antropólogos con el fin de identificar los restos que se encuentran en el Imelfc.

Reconoció que la situación de los familiares de los desaparecidos es desesperante, por el riesgo de que no haya conclusión en estas investigaciones.

Alegó que la última alternativa es acudir ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para denunciar al Estado por el incumplimiento de los acuerdos logrados en la mesa de entendimiento.

Edición Impresa