RENUNCIA

Gobernador de Puerto Rico nombra a su sucesor hasta 2020

Gobernador de Puerto Rico nombra a su sucesor hasta 2020
Gobernador de Puerto Rico nombra a su sucesor hasta 2020

El saliente gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, quien abandonará el cargo mañana viernes luego de multitudinarias protestas contra su gestión, nombró ayer miércoles al secretario de Estado que lo sucederá hasta que se celebren elecciones en noviembre de 2020.

Rosselló nombró a Pedro Pierluisi, un correligionario del Partido Nuevo Progresista (PNP) que fue su contrincante en las primarias de 2016 y que fungirá como gobernador interino si la Asamblea Legislativa lo confirma.

“He ponderado múltiples opciones para ejercer este cargo y la enorme responsabilidad que conlleva. El momento histórico requiere de una persona capaz de restablecer relaciones con todos los sectores, a nivel local y nacional”, dijo Rosselló en un comunicado. El gobernador convocó una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa el jueves para evaluar el nombramiento. “Puerto Rico vive momentos nunca antes vistos y todos tenemos que poner de nuestra parte para salir adelante”, dijo Pierluisi en un comunicado. “Hoy quiero dar un paso al frente por el bienestar de mi patria”. Pierluisi, que es abogado, fue comisionado residente de Puerto Rico en Washington de 2009 a 2016 y, tras perder las primarias, se dedicó a la práctica privada. Previamente había sido secretario de Justicia del padre del actual gobernador, Pedro Rosselló.

El bufete donde trabaja, O'Neill & Borges, asiste a la Junta de Supervisión Fiscal, un equipo enviado por el Congreso estadounidense para supervisar el proceso de bancarrota de Puerto Rico.

El anterior secretario de Estado, Luis Rivera, renunció cuando se filtró el 13 de julio un chat de Telegram –con mensajes ofensivos– en el que él participaba.

Con su puesto vacante, la ministra de Justicia Wanda Vázquez era la siguiente en la lista para asumir la gobernación tras la salida de Rosselló.

Pero Vázquez hizo saber durante el fin de semana que no le interesaba asumir el cargo y los puertorriqueños se siguieron manifestando, exigiendo otra alternativa.

Rosselló renunció el miércoles de la semana pasada y así cedió a las fuertes presiones de su partido y las dos semanas de protestas organizadas por artistas puertorriqueños, sindicatos y la sociedad civil, que exigían su dimisión.

Edición Impresa