CRISIS POLíTICA

Gobierno de Maduro busca un nuevo diálogo; algunos opositores lo descartan

Gobierno de Maduro busca un nuevo diálogo; algunos opositores lo descartan
Gobierno de Maduro busca un nuevo diálogo; algunos opositores lo descartan

El gobierno del presidente Nicolás Maduro lleva semanas intentando comenzar un diálogo con la oposición, dijeron cuatro fuentes involucradas en las reuniones, pero varios partidos rechazan volver a conversar tras fracasos anteriores.

Las gestiones se conocen cuando falta poco para el inicio de un segundo mandato de Maduro, el 10 de enero, luego de elecciones en mayo pasado que desconocieron decenas de países de América y Europa; y bajo sanciones que mantiene Estados Unidos, y que según el Gobierno, bloquean su comercio y financiamiento.

Al menos tres grandes partidos de la oposición criticaron en un comunicado difundido en Twitter el fin de semana “los rumores e intentos del régimen de Nicolás Maduro de propiciar un supuesto proceso de mediación”.

Una de las plataformas del Gobierno para buscar reabrir un canal de comunicación con sus adversarios es el Grupo de Boston, que se formó en 2002 entre parlamentarios de Venezuela y Estados Unidos, confirmaron miembros fundadores tanto partidarios como detractores del Gobierno, que pidieron mantener el anonimato. Según un miembro del grupo que siempre ha sido crítico de Maduro, la iniciativa de conversar provino del Gobierno y cuenta con el apoyo del presidente. Pero por ahora no involucran a políticos con poder de decisión en los grandes partidos opositores.

“Hay mucha gente que se está sumando a este buen propósito [del diálogo]”, dijo uno de los miembros más activos del grupo, que pertenece al partido de gobierno. El Ministerio de Información no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. El grupo de Boston sí se ha reunido de forma confidencial con embajadores, periodistas, miembros de la Iglesia y políticos, apuntaron las fuentes. “Lo único que está planteado es tener una mesa de ideas con un facilitador”, agregó una fuente opositora para descartar que se trate de una negociación.

Edición Impresa