NACIONES UNIDAS

Grandi se retracta sobre ‘zonas seguras’ en Siria

Grandi se retracta sobre ‘zonas seguras’ en Siria
El alto comisionado de la ONU asegura que el país árabe se encuentra devastado.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los refugiados se retractó ayer de una iniciativa que estaba ganando apoyo para crear “zonas seguras” para los refugiados en Siria, por considerar que el país no era “el lugar adecuado” para llevar a cabo el plan.

“No perdamos el tiempo planeando zonas seguras que no estarán listas, porque no será seguro que la gente regrese”, explicó Filippo Grandi. “Vamos a concentrarnos en lograr la paz para que todos lados sean seguros. Esa debe ser la inversión”, agregó el funcionario.

El Gobierno estadounidense ha planteado la idea de zonas seguras para reasentar a refugiados que están en Estados Unidos y otros países. El mandatario Donald Trump exploró esquemas con el rey jordano Abdulá II durante un encuentro que tuvieron el jueves en Washington, D.C. En Jordania viven casi 650 mil refugiados sirios.

Turquía y Líbano, ambos fronterizos con Siria, también están impulsando la creación de zonas seguras al otro lado de sus fronteras. Entre ambos países han acogido a 3.75 millones de refugiados.

Grandi citó el terrorismo y la fragmentación de Siria como obstáculos para crear zonas seguras funcionales. Damasco ha expresado su profunda preocupación por la propuesta, y anunció que se tendría que coordinar su establecimiento con el Gobierno sirio.

Trump empeoró la crisis internacional de refugiados al anunciar la semana pasada que prohibiría la entrada de refugiados a Estados Unidos durante 120 días. Grandi dijo que el decreto “debilita peligrosamente” las normas internacionales para proteger a los refugiados. El funcionario habló en Beirut un día después de regresar de una misión en Siria. Dijo que el país está “devastado” y que muchas zonas parecen “ciudades fantasma”.

Por otra parte, la prensa estatal siria informó que aviones de la coalición liderada por Estados Unidos destruyeron el principal suministro de agua que da servicio a la ciudad norteña de Raqqa, en el norte de Siria.

La coalición lleva más de dos años atacando en la zona al grupo extremista Estado Islámico y combatientes curdos con apoyo estadounidense están a la ofensiva en áreas cercanas. Raqqa es la capital de facto del califato autoproclamado por la milicia radical y lleva en manos del grupo extremista desde enero de 2014.

Edición Impresa