CLÍNICA DE HERIDAS

HN crea área para la atención ambulatoria de niños quemados

HN crea área para la atención ambulatoria de niños quemados
HN crea área para la atención ambulatoria de niños quemados

La carita redonda de Angy Martínez se ilumina de felicidad cuando intenta agarrar las pompas de jabón que lanza hacia su rostro uno de los payasos que asistió al acto de inauguración de una clínica de curación de heridas en el Hospital del Niño José Renán Esquivel (HN).

La niña, oriunda de la comarca Ngäbe Buglé, pasó a formar parte de las estadísticas de quemados de este centro hospitalario cuando, al tropezar con su mamá, recibió un baño de café recién hervido. Las secuelas de ese accidente son visibles en áreas de su cuerpo como las manos y el torso.

Eleonor Martínez, padre de la menor, detalló que Angy recibió los primeros auxilios en el distrito de Ñurum, y que luego fue trasladada al hospital para que recibiera una atención especializada.

Para poder asistir a las citas de la niña, los padres decidieron quedarse en la ciudad; mientras, en la comarca, sus otros tres niños –dos en edad escolar– quedaron bajo eal cuidado de sus abuelos.

HN crea área para la atención ambulatoria de niños quemados
HN crea área para la atención ambulatoria de niños quemados

La jefa de la Sala de Quemados, Marvis Corró, manifestó que las escaldaduras o quemaduras por contacto de sustancias calientes son las más frecuentes en este hospital. No obstante, indicó que durante el mes de diciembre atienden más casos de niños quemados por manipulación de juegos pirotécnicos, a pesar de las campañas de prevención que se efectúan para esa época del año.

Paul Gallardo, director del hospital, dijo que anualmente atienden a unos 400 pacientes por quemaduras, y que la idea de tener una clínica de heridas –un lugar donde puedan ser vistos de manera ambulatoria– reducirá el trauma que provoca en los padres de familia tener niños hospitalizados y ayudará a que el hospital incurra en menos gastos por hospitalización.

La clínica de heridas contará con los servicios de dos médicos y tres enfermeras, y estará en funcionamiento desde hoy, con pacientes egresados de la Sala de Quemados.

El presidente del Club de Leones de Panamá, Juan Antonio Casas Zamora, detalló que para adecuar el espacio donde funcionará la clínica –en el edificio de Consulta Externa del Hospital del Niño– hicieron una inversión de 20 mil dólares.

Dijo que tuvieron que remozar pisos y paredes, por la asepsia e higiene que se necesita para la atención de estos pacientes.

Y mientras Angy se divertúia con las pompas de jabón, sus padres solo dicen que esperan que su hija pueda recuperarse pronto de las quemaduras en su cuerpo.

Edición Impresa