PROTESTAS

Hong Kong afronta un fin de semana crucial

El movimiento prodemocracia hongkonés afronta un fin de semana crucial, para el que convocó a nuevas protestas tras los enfrentamientos del martes pasado en el aeropuerto y bajo el fantasma de una intervención militar china. Hong Kong vive su peor crisis de los últimos 20 años, con manifestaciones casi diarias.

Este movimiento se ha convertido en todo un desafío para el control de Pekín sobre Hong Kong. Las autoridades chinas endurecieron en los últimos días su posición, asimilando las protestas con el “terrorismo” y asegurando que no se quedarán “de brazos cruzados”.

Medios estatales chinos difundieron imágenes de soldados y tanques en Shenzhen, la metrópoli china fronteriza con Hong Kong. Washington advirtió a Pekín, ante una acción militar, que, según los expertos, tendría consecuencias desastrosas en términos de imagen y también a nivel económico.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL