PROBLEMAS URBANOS

Indigencia y basura en la avenida Balboa

Indigencia y basura en la avenida Balboa
Residentes del área denuncian que son víctimas de la delincuencia y la insalubridad.

Entre las calles 37, 38 y 39 y la avenida Balboa, en el corregimiento de Calidonia, reina la anarquía, según denuncias de los residentes.

Hernán Posada, vecino de la zona, indicó que cerca de donde construirán el Hospital del Niño José Renán Esquivel, los indigentes duermen, se bañan, lavan sus ropas e, incluso, preparan jugos para vender a los trabajadores del área.

En este lugar también se quejan por los asaltos, actos vandálicos contra automóviles estacionados y el eterno caos vehicular.

ANARQUÍA SE TOMA AVENIDA BALBOA

La inseguridad y la insalubridad afectan desde hace varios años la tranquilidad de residentes de la avenida Balboa, próximos a los terrenos donde se levantará el nuevo Hospital del Niño José Renán Esquivel.

Los vecinos del corregimiento de Calidonia denuncian que a diario son testigos de varios flagelos sociales, como la prostitución clandestina y la indigencia. También les toca lidiar con desborde de basura hospitalaria, herbazales, los llamados “bien cuidao” y el manejo desordenado de conductores que transitan por este céntrico lugar.

Indigencia y basura en la avenida Balboa
Residentes del área denuncian que son víctimas de la delincuencia y la insalubridad.

LA INSEGURIDAD

Uno de los temas que más inquieta a los residentes es la inseguridad que existe en el área, a pesar de que a pocos metros de allí, en la cinta costera, se encuentran agentes del Servicio de Protección Institucional (SPI).

De hecho, señalan que sus vehículos han sido objeto de actos vandálicos e incluso robados.

Uno de los moradores es Hernán Posada, quien explicó que desde hace cinco años viene observando cómo el barrio “agradable”, “seguro” y “aseado” comenzó a convertirse en un lugar “peligroso”, donde se cometen atracos y se daña la propiedad privada.

Posada subrayó que en el sitio no existe presencia de las autoridades para “poner orden” a un problema que perjudica a varias cuadras que colindan con inversiones millonarias y la cinta costera.

Indigencia y basura en la avenida Balboa
Residentes del área denuncian que son víctimas de la delincuencia y la insalubridad.

LOS INDIGENTES

Otro problema que enfrentan los vecinos es que la calle 37, a un costado del terreno donde funcionó la embajada de Estados Unidos, se convirtió en refugio de indigentes, quienes levantaron improvisadas estructuras para vivir.

En el día, estas personas trabajan como “bien cuidao”, vigilando los vehículos de las personas que realizan diligencias en instituciones públicas situadas en el área.

Posada subrayó que, aunque reconocen que los indigentes son un problema social que necesita atención, tienen temor, porque en ocasiones se comportan de manera “agresiva”.

Por ejemplo, contabilizó a por lo menos tres de ellos, quienes viven en improvisados refugios fabricados con cartón y otros desechos. Allí hacen sus necesidades fisiológicas, se bañan y lavan ropa. Incluso, los vecinos aseguraron que en el sitio preparan jugos naturales sin ningún tipo de salubridad, que luego venden a trabajadores de la zona.

 

Indigencia y basura en la avenida Balboa
Residentes del área denuncian que son víctimas de la delincuencia y la insalubridad.

CAOS VEHICULAR

Dentro de esa zona también hay “caos” debido al desorden en el manejo, la falta de estacionamientos y la escasa señalización de las vías, lo que provoca congestionamiento vehicular.

Los moradores mencionan que a diario se enfrentan a conductores que circulan en contravía o se estacionan sobre aceras y áreas verdes de la comunidad.

Precisamente, atribuyen estos inconvenientes con el tráfico a la ausencia de la autoridad llamada a regular la conducción de vehículos; es decir, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT).

LA REUNIÓN

En medio de estos problemas, el director de Seguridad Municipal del distrito de Panamá, Aivin Zingh, informó ayer que coordinarán una reunión con los vecinos de la avenida Balboa afectados por las situaciones antes mencionadas.

Zingh expresó que con información más precisa pueden ser más efectivos al momento de darle respuesta a sus demandas. Agregó que en esa reunión participarán, además de su persona, el director de Gestión Social, Isaac Atencio, y el de Legal y Justicia, Joaquín Solís.

Por su lado, Atencio explicó que a las personas que viven en las calles las llevan a centros destinados a tratar sus adicciones, con los cuales tienen convenios.

Atencio precisó que efectúan estos trabajos a través de operativos que incluyen a funcionarios de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, quienes los apoyan limpiando el área donde se refugian estas personas.

El funcionario puntualizó que a los indigentes los someten a un tratamiento de desintoxicación por seis meses, si es la primera vez.

Sin embargo, extienden el tratamiento a un año cuando son reincidentes en estas actividades.

Edición Impresa