NUCLEAR

Irán debe tener ‘mucho cuidado’, advierte Trump

Irán debe tener ‘mucho cuidado’, advierte Trump
Irán debe tener ‘mucho cuidado’, advierte Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a lanzar advertencias a Irán ayer martes, aconsejándole tener “mucho cuidado”, en un momento de crecientes tensiones entre ambos países por el programa nuclear de Teherán.

+info

Irán enriquece uranio por encima del límite permitidoIrán apuesta por el apaciguamiento en su hostilidad con EU

“Irán está haciendo muchas cosas mal [...] y ellos deberían tener mucho cuidado”, respondió Trump a los periodistas tras ser interrogado sobre la decisión del Gobierno iraní de no respetar los compromisos del acuerdo internacional sobre su programa nuclear, del cual Estados Unidos se retiró unilateralmente.

Estados Unidos sigue una estrategia de “presión máxima” contra Teherán, reforzando una serie de sanciones muy severas, que ayer martes tocaron a dos legisladores libaneses del grupo chií Hizbulá, acusados de ayudar a Irán.

Según el Departamento del Tesoro, esta acción busca resaltar cómo Hizbulá utiliza su poder político para “corromper y explotar el sistema financiero y de seguridad de Líbano”.

“Las designaciones de hoy [ayer] también recalcan que no hay una distinción entre el Hizbulá político y sus actividades violentas”, dijeron las autoridades estadounidenses.

OIEA analizará hoy la decisión iraní

Para mantenerse en el acuerdo, Irán exige al resto de los países firmantes, sobre todo a los europeos, que tomen medidas eficaces para ayudarle a sortear el embargo estadounidense. Pero a petición de Washington, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) celebrará una reunión extraordinaria hoy.



El Hizbulá en Líbano fue creado en 1980 con el apoyo de Teherán. La organización ha emprendido varias guerras contra Israel en el sur del país y encarna “la resistencia” contra este país, un aliado cercano a Washington.

Irán anunció este mes su decisión de enriquecer uranio a niveles prohibidos por el acuerdo firmado en Viena, que, sin embargo, quedan lejos de lo necesario para fabricar una bomba, pero preocupan a la comunidad internacional. Irán exige al resto de los países firmantes, sobre todo a los europeos, que tomen medidas eficaces para ayudarle a sortear el embargo estadounidense.

Salvar el acuerdo

Advertidos por Irán y en el centro de la atención ahora, los europeos deben redoblar esfuerzos para salvar el acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní, tarea en la cual comenzaba a trabajar en Teherán ayer martes un emisario del Gobierno de Francia.

Amenazado desde que Estados Unidos se retiró unilateralmente en mayo de 2018 y reanudó sanciones económicas contra Irán, el acuerdo, suscrito también por Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia, parece en peligro de muerte.

A inicios de mayo, Irán anunció que dejaría de respetar varios compromisos del acuerdo, para presionar a los otros países firmantes para que le ayuden a evitar las sanciones de Washington.

En su política de “reducción de compromisos”, Irán superó a comienzos de julio sus reservas de uranio poco enriquecido, por encima del límite impuesto por el acuerdo (300 kilogramos).

Además, anunció el lunes que empezó a enriquecer uranio a más del 4.5%, por encima del límite fijado en el acuerdo (3.67%) y amenazó con tomar nuevas medidas en “60 días” si sus demandas no son satisfechas . Estos niveles están lejos del 90% necesario para la fabricación de una bomba atómica, pero debilita aún más el acuerdo.

Clima de tensiones

Aunque el Gobierno de Teherán siempre ha negado querer hacerse de la bomba atómica, la preocupación aumentó en la comunidad internacional. En este clima de tensiones, Emmanuel Bonne, consejero diplomático del presidente francés, Emmanuel Macron, llegó ayer martes por la tarde a Teherán, indicó el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.

Su misión es “intentar abrir el espacio de discusión para evitar una escalada no controlada, o incluso un accidente”, añadió Le Drian, en un contexto en que las tensiones entre Teherán y Washington hacen temer un conflicto en la región del golfo. Le Drian calificó de “desbordamientos ligeros” las iniciativas de Irán respecto a sus compromisos. “No son desbordamientos de ruptura”, aseguró.

Revertir decisión

En un comunicado conjunto, los cancilleres de Francia, el Reino Unido y Alemania, así como de la Unión Europea, urgieron a Teherán a “revertir” sus actividades y “volver al pleno cumplimiento” del acuerdo “sin demora”.

Está previsto que Bonne se reúna hoy miércoles con el almirante Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní. El resto del programa no fue difundido.

“Estamos en una etapa muy crítica”, según la presidencia francesa: “Los iraníes toman medidas que violan [el acuerdo], pero que son muy calibradas, y por otra parte Donald Trump es un dealmaker [negociador]”.

Edición Impresa