Justicia francesa inculpa a líder de ETA

Mikel Irastorza, considerado el máximo dirigente de la organización separatista armada vasca ETA, fue inculpado ayer por un juez antiterrorista en París que decretó su ingreso en prisión preventiva.

Irastorza, así como la pareja franco-española que lo alojaba, fueron inculpados por asociación de malhechores con fines terroristas, según una fuente judicial. La pareja quedó en libertad bajo control judicial.

La detención de Irastorza el pasado sábado en Ascain, en el sudoeste de Francia, cerca de la frontera española, supuso un nuevo revés contra el grupo separatista.

Para el Ministerio español del Interior, este hombre de 41 años, originario de la ciudad española de San Sebastián, “ejercía la máxima responsabilidad de la organización terrorista ETA”. Permanecía “huido de la justicia” desde 2008, según Madrid.

Edición Impresa