CORRUPCIÓN

Justicia peruana evalúa pedir prisión por 36 meses para exjuez detenido en España

Justicia peruana evalúa pedir prisión por 36 meses para exjuez detenido en España
Justicia peruana evalúa pedir prisión por 36 meses para exjuez detenido en España

La justicia peruana analiza el pedido de detención preventiva contra el destituido juez de la Corte Suprema César Hinostroza, acusado de corrupción, dos semanas después de que escapara del país y viajara a España, donde fue capturado hace dos días, informó el Poder Judicial.

+info

Detienen en España a un juez peruano fugitivoPresidente de Perú pide que juez fugitivo sea detenido en España

El destituido juez Hinostroza está recluido desde el viernes en la prisión de Soto del Real, 50 kilómetros al norte de Madrid, en espera de que se resuelva su proceso de extradición a Perú, señaló una fuente del servicio penitenciario español a la AFP.

El Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria peruano escuchó al fiscal y al abogado de Hinostroza para dictaminar ayer domingo si procede la prisión preventiva de 36 meses para el exmagistrado por ser presunto cabecilla de una organización criminal.

El exjuez está acusado de “patrocinio ilegal, tráfico de influencias, negociación incompatible y [ser miembro de una] organización criminal”, manifestó en la audiencia el fiscal Jesús Fernández Alarcón.

Añadió que la “organización criminal” estaba dirigida por Hinostroza con el fin de “cometer delitos” y designar magistrados “amigos” para “conseguir prebendas, beneficios económicos”.

La fiscalía afirma que esa organización estaba integrada por jueces, empresarios y funcionarios judiciales y se la acusa, entre otros cargos, de vender sentencias y favores.

Por su parte, William Paco Castillo, abogado del exjuez, aseguró que “Hinostroza no se ha fugado, no ha huido, ya que no tenía orden de detención” en el momento de salir del país.

Pero Hinostroza “tenía orden de impedimento de salida”, respondió el juez del tribunal, ante lo cual, el abogado sostuvo que su defendido se fue porque “le tiene miedo al presidente del Poder Judicial, Víctor Prado”.

Edición Impresa