DRAMA HUMANO

Latinoamérica es la región más violenta del mundo: ONU

Latinoamérica es la región más violenta del mundo: ONU
Latinoamérica es la región más violenta del mundo: ONU

La violencia se cebó con Latinoamérica de nuevo en 2017. América Central y América del Sur registraron las tasas de homicidios intencionados más altas del planeta, con 25.9 y 24.2 asesinatos por cada 100 mil habitantes, según la ONU.

El Caribe cerró el podio mundial de homicidios con 15.1, de acuerdo con el informe anual sobre homicidios de las Naciones Unidas, divulgado ayer lunes.

Los datos de Latinoamérica destacan sobre la media mundial, de 6.1 homicidios, y son excepcionalmente más altos que los presentados en otras zonas del mundo, como el sur, el oeste y el norte de Europa, así como el este asiático y Oceanía, donde se contabilizó alrededor de una muerte violenta por cada 100 mil habitantes.

Asesinan a líderes de derechos humanos

39 Defensores de los derechos humanos fueron asesinados en Guatemala durante al año pasado, de acuerdo con un informe dado a conocer por la Organización de Naciones Unidas y el procurador guatemalteco de los Derechos Humanos, Jordán Rodas.



Centroamérica

El Salvador, con más de 62 homicidios, y Honduras, con 41.7, encabezaron la lista de países más peligrosos de Centroamérica, de donde miles de ciudadanos emigran cada año hacia Estados Unidos huyendo de la violencia y la pobreza. América Latina ha visto cómo su tasa de homicidios voluntarios aumentaba desde principios de la década de 1990, una tendencia inversa de la media global, que desde entonces ha caído 15%.

Sudamérica

Venezuela, inmersa en una profunda crisis económica y social, ha sufrido un “incremento dramático” de las muertes violentas en las últimas tres décadas, cuando se pasó de 13 a 56.8 homicidios voluntarios, un incremento de cerca del 350% que sitúa a la república bolivariana como la más violenta de Sudamérica, a mucha distancia de la segunda, Brasil, con 30.5. Colombia tuvo una tendencia contraria a su vecino, y pasó de 80 homicidios a 30 en las últimas tres décadas. Una reducción “parcialmente atribuida a la intensificación de las acciones del Estado contra el tráfico de drogas”.

Chile y Argentina cerraron la lista de Sudamérica con 3.5 y 5.1 muertes intencionadas, respectivamente.

Edición Impresa